Compartir

Un parlamentario ruso advierte de un posible ataque de EE.UU. contra Corea del Norte, al que considera ‘una amenaza’ más grande que Siria.

“No se excluye el peligro. El bombardeo de EE.UU. a una base aérea de las fuerzas armadas sirias fue explicado como una amenaza a la seguridad nacional de EE.UU. Corea del Norte podría ser considerado por Washington como una amenaza aún más grande”, dijo el jefe del Comité de Defensa y Seguridad del Consejo de la Federación Rusa, Víctor Ózerov, informó el domingo RIA Novosti.

De este modo, se refería al ataque ejecutado la madrugada del viernes por EE.UU. contra el aeródromo militar de Al-Shairat, sito en la provincia siria de Homs (centro), so pretexto de acabar con la base desde donde procedió, según alega, un ataque químico del Gobierno de Damasco contra Jan Sheijun, en la provincia noroccidental de Idlib.

“No se excluye el peligro. El bombardeo de EE.UU. a una base aérea de las fuerzas armadas sirias fue explicado como una amenaza a la seguridad nacional de EE.UU. Corea del Norte podría ser considerado por Washington como una amenaza aún más grande”, afirmó el jefe del Comité de Defensa y Seguridad del Consejo de la Federación Rusa, Víctor Ózerov.

Por otro lado, al referirse al reciente envío del grupo aeronaval del portaaviones USS Carl Vinson de la Armada estadounidense cerca de la península coreana, Ózerov indicó que esto implica un posible riesgo de ataque con misiles a objetos militares de Corea del Norte.

De acuerdo con el senador ruso, si Washington no viola las normas internacionales, sus barcos podrían estar en cualquier lugar, sin embargo, añadió, el envío de su flota de ataque a la península coreana “sería extremadamente perjudicial” ya que no ha realizado ningún diálogo con Pyongyang al respecto.

Al mismo tiempo, Ózerov apuntó que si Corea del Norte considera el despliegue estadounidense como una amenaza para su seguridad nacional, podrá llevar a cabo una actuación “imprevista”.

El secretario de Estado estadounidense, Rex Tillerson, amenazó el viernes, tras el ataque a Siria, que Washington está listo para enfrentarse unilateralmente a Corea del Norte.

La situación en la península coreana se ha ido agravando en los últimos meses después de que EE.UU. instalara el escudo antimisiles de Defensa Terminal de Área a Gran Altitud (THAAD, por sus siglas en inglés) en Corea del Sur, con el pretexto de contrarrestar las pruebas balísticas y nucleares de Corea del Norte.

Como consecuencia, Corea del Norte ha amenazado con un ‎ataque preventivo en el caso de detectar cualquier agresión a su soberanía territorial durante dichos ejercicios.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here