Compartir

La cumbre de cancilleres del G7, en la ciudad italiana de Lucca, ha generado una protesta que derivó en choques brutales con los agentes policiales.

Los manifestantes se congregaron el lunes en las afueras del lugar donde se realiza la cumbre de cancilleres del G7, grupo que reúne a EE.UU., Japón, el Reino Unido, Alemania, Francia, Italia y Canadá.

La protesta terminó en disturbios, después de que un grupo de policías con porras de goma y escudos, cargó contra cientos de manifestantes anticapitalistas.

Al mismo tiempo en la ciudad capitalina de Roma, un grupo de activistas de la oenegé ambientalista Greenpeace realizó una sentada para denunciar el calentamiento global y pedir a los 7 países más industrializados del mundo seguir comprometidos con el Acuerdo de París sobre el cambio climático.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here