Compartir

MOSCÚ (Sputnik) — A Moscú le sorprende que el ex general sirio Zaher al Sakat durante mucho tiempo no divulgara la información sobre la presunta presencia de las armas químicas en Siria, declaró el canciller ruso, Serguéi Lavrov.

Este 15 de abril Al Sakat declaró citado por el periódico The Telegraph que las autoridades de Siria ocultaron de la OPAQ varios cientos de toneladas de las armas químicas en 2013.

“Vi las notas sobre las declaraciones del fugitivo general sirio, según dicen, él se fugó en 2013, el año en el que se logró el acuerdo ruso-estadounidense apoyado en La Haya y Nueva York sobre el desarme químico de Siria conforme a su adhesión a la Convención sobre las Armas Químicas”, dijo.

De acuerdo con Lavrov, “en virtud de este acuerdo en 2014 la OPAQ recibió del Gobierno sirio los datos sobre las reservas de las armas químicas y las verificó en el mismo 2014”.

El canciller ruso señaló que el total de los productos químicos sujetos a la destrucción fue registrado en 1.300 toneladas, mientras el ex militar declaró que en total hubo 2.000 toneladas de las armas químicas, recordó Lavrov.

“Teniendo en cuenta que la cifra de 1.300 toneladas fue anunciada públicamente, surge la pregunta porqué el general, si estaba al tanto de 2.000 toneladas, guardaba el silencio durante tres años”, resaltó Lavrov.

Al explicar el posible motivo de las declaraciones del ex militar Lavrov dijo que “cualquier persona sensata entiende que el general “recibió bien ayuda financiera o bien una paliza”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here