Compartir

El Ministerio de Exteriores de Rusia tilda de provocación los planes de la OTAN para celebrar una reunión en un archipiélago ubicado en el océano Glacial Ártico.

Según los datos revelados, los países miembros de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) tienen planeado reunirse el próximo mes de mayo en el archipiélago noruego de Svalbard, en el marco de la Asamblea Parlamentaria del bloque militar.

No obstante, la Cancillería rusa ha denunciado este miércoles que la reunión de la Alianza Atlántica en Svalbard no corresponde “al espíritu del Tratado de 1920” y no es nada más que “una provocación”.

“Rusia considera que todos los países miembros del Tratado de Svalbard de 1920 deben estar interesados en que Svalbard continúe siendo un archipiélago de paz y buena vecindad”, reza un comunicado de la Cancillería rusa.

“Rusia considera que todos los países miembros del Tratado de Svalbard de 1920 deben estar interesados en que Svalbard continúe siendo un archipiélago de paz y buena vecindad”, destaca un comunicado de la Cancillería rusa.

En la agenda de este evento, agrega la nota, los países de la OTAN prevén discutir varios temas importantes, entre ellos, considerar “la correlación entre la geopolítica y el futuro del Ártico”.

“Estamos convencidos de que en la región del Ártico no hay problemas cuya solución requiera la participación de la OTAN, ni mucho menos unas soluciones militares”, agrega la nota de la Cartera rusa de Exteriores.

Esta preocupación por parte de Rusia se basa en los recientes ejercicios de la OTAN realizados en Noruega a principios del mes de marzo, cerca de la frontera con Rusia, y su despliegue militar en la parte oriental de Europa.

Mencionar que, con cerca de una tercera parte de su territorio situado al norte del círculo del Ártico, Rusia está interesada en desarrollar diferentes tipos de proyectos en la región, por lo que el presidente ruso, Vladimir Putin, ha ordenado reforzar su presencia en esa zona.

En este contexto, la Federación Rusa ha aplicado una serie de medidas para defender sus intereses en el Ártico, que atrae cada vez más la atención de los países miembros de la Alianza Atlántica.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here