Compartir

La premier británica podría someter a votación en la Cámara de los Comunes atacar al Ejército sirio si los conservadores ganan las elecciones generales.

Según reveló el miércoles el periódico local The Sun, la jefa del Gobierno británico, Theresa May, instará a los diputados a apoyar acciones militares contra el presidente sirio, Bashar al-Asad, en caso de que se produzca otro ataque con gases tóxicos en el país árabe.

El Reino Unido, sin pruebas ni investigaciones, atribuye al Ejército sirio la autoría de un ataque con agentes químicos acaecido el pasado 4 de abril en la localidad de Jan Sheijun, sita en la provincia noroccidental de Idlib.

En esta línea, una fuente oficial dijo a The Sun que las autoridades estaban al “99,9 %” seguras de que las fuerzas de Al-Asad estuvieron detrás del incidente de Jan Sheijun.

Ahora los ministros se están preparando para replantear la cuestión ante los Comunes si el gobernante Partido Conservador obtiene una mayoría absoluta y derrota a los laboristas en las anticipadas elecciones generales que se celebrarán el próximo 8 de julio.

“Después de los comicios, tendremos una mayoría clara y lo haremos”, afirmó la fuente, que habló bajo condición del anonimato.

Con fecha anterior, Rusia explicó que la tragedia de Jan Sheijun ocurrió tras una operación de la aviación siria contra los depósitos de armas del Frente Al-Nusra que contenían agentes químicos.

Sin embargo, EE.UU. lanzó el 7 de abril decenas de misiles contra el aeródromo militar de Al-Shairat en el oeste de Siria; un ataque que presentó como represalia al ataque químico de Idlib.

Damasco niega rotundamente haber empleado sustancias tóxicas ni en Jan Sheijun ni en cualquier otra parte, y recuerda que todo su arsenal de tales armas fue retirado del país en 2014 bajo el control de la Organización para Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ).

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here