Las fuerzas sirias ya tienen bajo su control el último feudo de los rebeldes en la ciudad de ‎Homs (centro), mientras últimos autobuses evacuan familias rebeldes.

La evacuación del barrio Al-Waer se realiza por un acuerdo alcanzado entre los rebeldes y el Gobierno del presidente sirio, Bashar al-Asad. El gobernador de Homs, Talal Barazi, ha afirmado este domingo que dentro de unas horas no quedará ni un rebelde ni arma en Al-Waer.

Uno de los rebeldes que ha abandonado el barrio dice que no pretende quedarse en Siria. “Iré a Idlib. Quiero ir a Turquía y luego a Europa”, ha indicado el rebelde, citado en anonimato por la agencia británica de noticias Reuters.

La mayoría de los evacuados ha salido rumbo a la provincia de Idlib (noroeste) o la ciudad de Yarablus (norte), cerca de las fronteras turcas.

El acuerdo de Al-Waer comenzó a aplicarse en marzo y cuando concluya habrá facilitado la evacuación de 20 000 personas, según las estimaciones del opositor Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH).

En cinco meses, los grupos terroristas y llamados rebeldes han perdido Alepo (norte) —segunda ciudad del país—, sus últimos barrios en Damasco, la capital, y ahora el barrio de Al-Waer, su último feudo en Homs.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.