Compartir

CARACAS (Sputnik) — La canciller de Venezuela, Delcy Rodríguez, aseguró que los acontecimientos violentos que ocurren en Venezuela, durante las manifestaciones de oposición, son impulsados por EEUU.

“Los delitos de odio son delitos contra los derechos humanos y en Venezuela lo que está ocurriendo tiene marca ‘made in Estados Unidos’, ya lo ha señalado el jefe de Estado, cuando ha pedido al presidente Donald Trump que saque sus manos de guerra de Venezuela”, sostuvo Rodríguez.

La funcionaria venezolana hizo estas declaraciones durante una rueda de prensa que ofreció en la sede de la Cancillería en Caracas, en compañía del ministro de Comunicación e Información, Ernesto Villegas.

Rodríguez dijo que los procesos que se viven en Venezuela son similares a los que “han precedido intervenciones imperiales”, como ocurrió en Siria y Ucrania.

“Son procesos que han evidenciado la etiqueta de la intervención imperial y por eso Venezuela lo ha denunciado a nivel internacional”, expresó en referencia a sucesos registrados recientemente, entre ellos el ataque en otros países de personas vinculadas al oficialismo.

También se refiere a la golpiza de la que fue blanco un hombre en un centro comercial capitalino, luego que un grupo identificado con la oposición lo señaló como seguidor del Gobierno.

La ministra también condenó enérgicamente el hecho que se registró en la urbanización Altamira del este de Caracas, en el que un joven de 21 fue apuñalado e intentaron quemarlo vivo, luego que presuntamente lo identificaran como un infiltrado del oficialismo.

Hasta el momento, se han registrado un total de 49 muertos desde que iniciaron las protestas de la oposición el pasado 4 de abril.

Entre las víctimas hay opositores, seguidores del oficialismo y funcionarios de los cuerpos policiales del Estado, la mayoría ha sido blanco de armas de fuego.

La oposición se mantiene en las calles para exigir al Gobierno que “restituya la democracia”, convoque a elecciones de alcaldes y gobernadores, y libere a los políticos presos.

El Gobierno ha acusado a representantes de la oposición de estar detrás de las víctimas fatales con el objetivo de generar caos en el país y provocar una intervención.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here