Compartir

Alrededor de unas 8.000 personas se han dado cita esta tarde en Gasteiz, para expresar su apoyo al barrio okupado de Errekaleor. Numerosas columnas de manifestantes han llegado desde distintos puntos de Gasteiz a la Plaza de la Virgen Blanca, donde a las 17:30 estaba hecha la convocatoria. Columnas de numerosos movimientos que han ido llenando poco a poco la Plaza según llegaban: Feministas, ecologistas, okupas, anarquistas, pro-amnistía, internacionalistas, sindicalistas… todos los movimientos unidos para defender Errekaleor.

Una vez llegadas todas las columnas, pasadas las 17:30, ha dado lugar la marcha al grito de “Errekaleor Bizirik!”. Precedida por dos tractores, desde los cuales un concierto de hip-hop ha acompañado toda la marcha, la gran masa de solidarias han salido del Casco Viejo y han cruzado la ciudad rumbo al barrio okupado. Aunque en los primeros minutos ha empezado a llover, unos 10 minutos después ha parado y la lluvia ha respetado el resto de la movilización.La marcha también ha sido acompañada por un grupo de zanpantzar y algunas batucadas.

Al llegar a Errekaleor han tenido lugar varias actividades, primero ha tenido lugar una performance: “hemos echado raíces aquí, y de aquí no nos vamos”, han dicho desde el escenario. Tras esto, una vecina de Errekaleor ha contado a todos los asistentes la historia de aquel barrio obrero. Ha contado cómo un día una tragedia unió a aquel barrio: el asesinato de Romualdo Barroso, uno de los cinco obreros asesinados durante el 3 de Marzo de 1976. “Tod@s somos hij@s del 3 de Marzo” ha dicho.Después ha relatado la situación que llevó al Ayuntamiento a echar a tod@s l@s vecin@s para seguir adelante con su proyecto urbanístico especultaivo, y cómo un día aparecieron unos jóvenes para rehabilitar y volver a dar vida al barrio. Desde el escenario han recordado que “movilizaciones cómo las de Can Vies o Gamonal nos demuestran que es posible parar esto. Esta batalla la vamos a ganar”.

Tras esto la tarde ha seguido con música, con el grupo Berri Txarrak, que ha puesto el broche final a la movilización.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here