Compartir

María Elena Álvarez Ponce
internet@granma.cu

La Habana.-El Comité Nacional de la Unión de Jóvenes Comunistas (UJC) insistió este sábado en la necesidad de alentar y favorecer todo lo que contribuya al protagonismo y aporte mayores de las nuevas generaciones de cubanos en la construcción de un Socialismo próspero y sostenible.

Reunidos en el Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología para su V Pleno, los miembros del máximo órgano de dirección de la UJC entre congresos dedicaron buena parte del segundo y último día de sesiones al análisis de la presencia de los “pinos nuevos” en la gran batalla por el desarrollo económico y social.

Tiempo hubo para el recuento de las principales tareas de impacto socioeconómico asumidas por estudiantes y jóvenes y, sobre todo, para evaluar la atención de la vanguardia política y demás organizaciones y movimientos juveniles y estudiantiles a todo ese universo, la eficacia de su labor movilizadora y su real influencia.

Foto: Ismael Batista

La participación de cientos de estudiantes universitarios en la XI Comprobación Nacional al Control Interno, de conjunto con la Contraloría General de la República, o su inserción en las aulas, como docentes, para ayudar a paliar el déficit de profesores de Secundaria Básica, Preuniversitario y la Enseñanza Técnica y Profesional, se cuentan entre los muchos y buenos ejemplos.

También se habló de las movilizaciones en apoyo a esa prioridad de prioridades que es la producción de alimentos, los contingentes juveniles creados para las labores del tabaco, la recuperación cañera y las tareas de reconstrucción, tras el duro azote del huracán Matthew a varios municipios orientales.

No hay dudas de que ese protagonismo crece, como también la voluntad de hacer de la vanguardia política juvenil y su capacidad de llegar y sumar a todos, militantes y no militantes, afirmó Susely Morfa González, miembro del Comité Central del Partido Comunista de Cuba y del Consejo de Estado y primera secretaria de la UJC.

No obstante, llamó a evitar esas convocatorias de corre-corre y sin nadie que explique por qué ni para qué se hacen, pues en nada ayudan al propósito de alentar el compromiso real y la participación consciente.

Asimismo, instó a la militancia y, más aún a dirigentes y cuadros, a asumir definitivamente el cambio de mentalidad y la mentalidad del cambio, a ser creativos y audaces, a hacer uso de la autonomía que se le reconocen a las bases de la UJC en sus Estatutos a la hora de concebir sus actividades y procesos, y a no esperar por las grandes convocatorias o fechas ni a que “bajen” las orientaciones.

Foto: Ismael Batista

De excelente oportunidad para el diálogo y la atención al vasto y heterogéneo universo de jóvenes calificó los encuentros que en cumplimiento de los acuerdos del X Congreso de la UJC han venido sucediéndose en ramas y sectores clave, como la agricultura, salud pública, turismo, agroindustria azucarera y entre los trabajadores por cuenta propia y de cooperativas no agropecuarias.

En tal sentido, confirmó para septiembre y octubre próximos la realización de estos activos en todos los centros educacionales, con los maestros y profesores jóvenes, mientras en noviembre quienes tendrán la palabra serán los vinculados a las nuevas tecnologías de la información y las comunicaciones, incluidos los blogueros.

Entre las vías para acrecentar presencia, influencia y un fuerte activismo, mencionó el amplio movimiento político y de masas generado por los preparativos del XIX Festival Mundial de la Juventud y los Estudiantes Sochi-2017, al que Cuba -según trascendió hoy- llevará una delegación con 250 integrantes.

En el resumen, Julio César García Rodríguez, miembro del Comité Central del Partido, elogió el debate sabatino y, más aún, el quehacer de la UJC antes, durante y después de la gran cita de julio del 2015, con la implementación y el permanente chequeo de cada uno de los acuerdos de su X Congreso.

Del fortalecimiento a lo interno es fruto este mejor trabajo con el universo juvenil, destacó, igual que la estrecha relación con los organismos e instituciones, en aras de hacer valer y cumplir las políticas de juventud.

Insatisfacciones siempre existen, todo es perfectible, pero sin dudas este es el camino, puntualizó García Rodríguez y aseguró que un buen funcionamiento y un protagonismo cada vez mayor permitirán a la UJC crecer en número, llegar a donde hoy no está y consolidar su papel de vanguardia de las generaciones jóvenes. (ACN)

Foto: Ismael Batista

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here