Compartir

Una de las aristas más dolorosas de la guerra que México vive desde hace 10 años es el aumento de violencia contra niñas y niños. Este tema fue visible a partir del 2010, cuando diversos investigadores y periodistas hablaron de los ‘niños del narco’, los hijos de quienes han perdido la vida desde que el expresidente Felipe Calderón declaró una ofensiva contra los cárteles de la droga en 2006.

Sin embargo, en un artículo de ‘La Jornada’ del 2011 se ofrecen las primeras cifras de los huérfanos del conflicto: 50.000. También se muestra el primer cálculo de infantes asesinados en escenarios de guerra: del 2006 al 2010 habían muerto 90 niños en combates, calculaba la Red por los Derechos de la Infancia en México (REDIM).

Estas cifras ya fueron superadas por mucho. En enero del 2017, REDIM anunció un aumento dramático de estos asesinatos: más de 2.000 desde el comienzo de la guerra.

Niñez desaparecida

En entrevista para RT, Juan Martín Pérez García, director ejecutivo de esta organización, relata que los casos de desapariciones y asesinatos de infantes en México ya están ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

Pérez García recalca que México firmó la Convención de los Derechos de la Niña y el Niño hace 27 años “y ahora se erige como país ejemplo de combate a la violencia infantil justo cuando las cifras lo contradicen”.

La CIDH se pronunció en 2014 sobre el aumento en la desaparición de infantes. En aquel año, la Fundación Nacional de Investigaciones de Niños Robados y Desaparecidos calculaba que en México había 45.000 niñas y niños desaparecidos. La desaparición de 43 estudiantes normalistas muy jóvenes estaba fresca.

REDIM realizó esta semana una protesta simultánea en Ciudad de México, Chiapas, Chihuahua, Estado de México, Guanajuato, Hidalgo, Jalisco, Michoacán, Nuevo León, Puebla, Tamaulipas, Veracruz y Yucatán para protestar por el feminicidio este 9 de julio de la niña Valeria, de 11 años, en el municipio mexiquense de Nezahualcóyotl, y la muerte de tres niños a manos de su madre.

Las exigencias de las organizaciones que integran REDIM son que se apruebe de inmediato la Ley General de Desapariciones con el capítulo específico sobre ‘Niñez Desaparecida’ para que permita la creación de un protocolo específico de búsqueda inmediata de niñas y niños con perspectiva de género. Además del Sistema Nacional de Protección Integral de Niñas Niños y Adolescentes.

Violencia machista institucionalizada

El presidente de REDIM asevera que en México existe“violencia machista institucionalizada”. Explicó que, en muchos casos, los infantes se ven envueltos en casos de violencia extrema hasta en sus propios hogares. Una de las recomendaciones centrales de REDIM es que, en estos casos, las autoridades deben tomar en cuenta la voz de niños. Y peritajes que hagan instituciones pertinentes.

“La Suprema Corte de Justicia debatirá esto en breve. Y esto podría generar un nuevo criterio para que se determine el interés máximo de protección de la infancia que existe en el artículo 4 de la Constitución Mexicana”, opina García.

Sin embargo, Pérez García considera que los niños no tienen una equivalencia jurídica a la de los adultos: “Se les considera inferiores y manipulables. Los reduce a testigos manipulables de las partes y revictimiza a la familia“. Así, dice el experto, las autoridades terminan en un fallo por alguna de las partes sobre los propios derechos infantiles. Además, destaca que niñas y niños también están bajo el resguardo de las instituciones.

Sobre el caso de la niña asesinada en el municipio de Nezahualcóyotl, García revela que el 25% de las víctimas de feminicidio en el estado de México son menores de edad. En México, el 20% de las personas desaparecidas en los últimos 10 años de guerra son menores de edad. La mitad son mujeres adolescentes.

A instancias internacionales

Ahora, REDIM estudia la posibilidad de mandar el caso de esta niña a la CIDH, además de buscar una comisión especial como la que surgió para atender la desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa. La Relatoría de Derechos de la Niñez de la CIDH ya tiene información del ‘Caso Valeria’ para buscar un pronunciamiento público sobre este asunto, que una jueza ya cerró ante la muerte del culpable, quien podía, sin embargo, tener cómplices.

“La reparación del daño no solo es económica. Se necesita que el caso no se repita y que haya acceso a la verdad. Ahora mismo no sabemos qué pasó con Valeria”, concluye Pérez García.

Al-Dabi Olvera

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here