“El enemigo israelí atacó una posición militar siria en la provincia de Al-Quneitra en un intento desesperado de apoyar a grupos terroristas”, ha informado este domingo la agencia de noticias siria SANA, citando al Comando General de las Fuerzas Armadas del país árabe.

Asimismo, ha advertido de los riesgos que plantean esos actos hostiles y responsabiliza al régimen israelí de las graves repercusiones, si tales actos se repiten bajo cualquier pretexto. Además, ha reiterado su firme determinación de aplastar a los grupos terroristas que “representan” al régimen de Tel Aviv en la zona.

El Comando ha destacado que las unidades del Ejército sirio frustraron el asalto a gran escala de la banda terrorista Frente Al-Nusra (autodenominado Frente Fath al-Sham) en la ciudad de Al-Baaz, en Al-Quneitra, situada en los altos de Golán, y les causaron “fuertes pérdidas”.

No obstante, denuncia en su comunicado transmitido por SANA que el régimen israelí atacó poco después una posición militar del Ejército en la misma zona para respaldar a los takfiríes y “reforzar su deteriorada moral”.

Las fuerzas israelíes han bombardeado Siria por segundo día consecutivo después de que unos proyectiles fueran supuestamente lanzados hacia los territorios ocupados. Sin embargo, el Ejército sirio afirma que filiales del Frente Al-Nusra lanzaron dichos proyectiles para provocar el ataque israelí.

Cabe mencionar que el nuevo ataque del régimen sirio también “allanó el camino” para los terroristas de la llamada alianza Hayat Tahrir al-Sham, quienes asaltaron la localidad de Al-Baaz tras el ataque aéreo de las fuerzas israelíes, según el portal sirio Al-Masdar News.

A pesar de todo eso, el Ejercito sirio avanza ante los terroristas mientras Israel arma, financia y atiende en sus hospitales a miembros de bandas ultraviolentas.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.