Compartir

Sputnik dialogó con Helena Valencia, jefa de la Misión de Médicos Sin Fronteras en el país árabe, donde la guerra civil y la epidemia de cólera se cobran miles de vidas.

Desde abril se detectaron más de 300.000 posibles casos de la enfermedad y cerca de 1.800 personas murieron por la epidemia. La guerra civil propaga la enfermedad ante la falta de agua potable, estructuras de saneamiento y aumento de desplazados.

“En estos momentos Yemen vive uno de los brotes más tremendos de cólera en su historia. Esto es consecuencia del drama humanitario que está viviendo. Hay población desplazada sin acceso al agua o saneamiento. Existen dificultades para el acceso al servicio sanitario y los medicamentos. Se encuentran afectados 22 de las 23 gobernaciones del país”, dijo Valencia a Sputnik desde el país árabe.

La enfermedad se propaga con rapidez en Yemen. Se calcula que hay 7.000 nuevos contagios por día. Médicos Sin Fronteras alertó sobre la necesidad de aumentar de manera urgente el suministro de agua potable y las actividades de saneamiento para erradicar el brote. Valencia dijo que la ayuda humanitaria es fundamental para revertir esta situación.

“Es una enfermedad fácil de tratar. Hay que rehidratar al paciente que pierde los líquidos de su cuerpo por la diarrea. Lo más importante es trabajar en la prevención para que la bacteria no siga contagiando. Para esto es fundamental que haya agua limpia, clorada y condiciones de saneamiento. Aquí esto solo se puede conseguir a través de la ayuda humanitaria”, explicó.

Médicos Sin Fronteras comenzó su apoyo al hospital rural del distrito de Abs en julio de 2015. En agosto de 2016 un ataque aéreo que destruyó parte del complejo causó la muerte de 19 personas y dejó varios heridos. En noviembre del año pasado, la organización reanudó su apoyo al hospital tras su reconstrucción.

En el centro trabajan unos 200 profesionales nacionales y una docena de extranjeros. En el hospital rural de Abs, Médicos Sin Fronteras gestiona servicios de urgencia, unidades de pediatría, neonatología y una maternidad.

Cuenta además con un centro de nutrición, un servicio de clínicas móviles y realiza sesiones de ayuda psicosocial. En tanto, el portavoz del secretario general de la ONU, Stéphane Dujarric, dijo que la epidemia de cólera afecta el 90% de Yemen. Sostuvo además, que sólo la isla de Socotora, a 380 kilómetros, está libre de la enfermedad.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here