Compartir

El Gobierno de Cuba señaló que nunca permitiría acciones contra diplomáticos y sus familiares en la isla. La Habana realizó estas declaraciones después de que el Departamento de Estado de EEUU reportara “incidentes” que causaron “síntomas físicos” entre el personal de la Embajada de EEUU en la capital cubana.

“Cuba jamás ha permitido ni permitirá que el territorio cubano sea utilizado para cualquier acción en contra de funcionarios diplomáticos acreditados ni sus familiares, sin excepción”, se afirma en un comunicado del Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba.

Asimismo, La Habana informó que el 17 de febrero de este año, la Embajada de EEUU en Cuba y el Departamento de Estado informaron al Ministerio de Relaciones Exteriores del país caribeño sobre algunos incidentes que causaron afecciones a varios funcionarios de esa sede diplomática y sus familiares.

“Cuba tomó con suma seriedad este asunto y actuó con celeridad y profesionalismo para el esclarecimiento de esta situación, iniciando una investigación exhaustiva, prioritaria y urgente por indicación del más alto nivel del Gobierno cubano, para lo cual transmitió a la Embajada estadounidense la necesidad de compartir información y propuso establecer cooperación entre las autoridades competentes de ambos países”, se informa en el comunicado.

En ese momento se creó un comité interinstitucional de expertos para el análisis de los hechos y se tomaron otras medidas adicionales.

Sin embargo, en mayo Washington informó a Cuba de la expulsión de dos diplomáticos cubanos de EEUU. El Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba lo consideró como una decisión “injustificada e infundada”.

El Departamento de Estado confirmó este 9 de agosto la expulsión de dos diplomáticos cubanos y especificó que decidió tomar cartas en el asunto el 23 de mayo pasado.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here