Compartir

El presidente francés, Emmanuel Macron, ha ordenado el cierre de la “embajada” del Consejo Nacional Sirio en París. En el mismo momento en el que Macron ordenó el cierre de la representación opositora en París, dicho “gobierno de transición” había dejado de pagar los salarios de sus empleados.

Parece que los países que han venido apoyando a los terroristas activos en Siria bajo la cobertura de una “oposición” se han decidido finalmente a poner fin a su apoyo a la misma tras constatar sus fracasos políticos y militares.

A título de ejemplo, la posición de Ankara hacia Siria ha comenzado a mostrar signos de cambio tras un encuentro en 2016 entre los presidentes ruso, Vladimir Putin, y turco, Recep Tayyip Erdogan. Ankara ha decidido también cerrar la oficina del Consejo Nacional Sirio en su territorio.

En cuanto a Francia, el nuevo presidente Emmanuel Macron ha optado por un nuevo enfoque hacia la crisis en Siria. En el proceso, ha propuesto la formación de un grupo de contacto, una iniciativa diplomática que incluiría a Moscú y Teherán.

Citando a medios de oposición sirios, el diario sirio Al Watan informó que la “embajada” del Consejo Nacional de Siria en París, dirigida por Monzer Majus, portavoz del Alto Comité Negociador, había sido cerrada.

Según fuentes bien informadas, la representación pudo ver un cierre sorpresa debido a la mala gestión de Monzer Majus y la congelación de la ayuda financiera de Arabia Saudí y Turquía.

Imad Eddin al Jatib, secretario general del partido de la oposición Al Tadamun, dijo que la falta de pago de salarios a los empleados de la oficina fue el fruto de las discrepancias entre las monarquías árabes del Golfo Pérsico, algunas de las cuales decidieron suspender su ayuda financiera.

“El gobierno de transición no ha obtenido ningún resultado concreto y el hecho de que decidiera no pagar a sus funcionarios podría ser el primer paso hacia su desaparición e incluso podría llevar a la desaparición del Consejo Nacional Sirio”, dijo Imad Eddin al Jatib.

Algunos medios de comunicación informaron que el cierre de la representación del Consejo Nacional Sirio había sido ordenado por Emmanuel Macron, cuyo gobierno se prepara para reabrir la Embajada de Francia en Damasco, en un futuro próximo.

Los contactos diplomáticos han aumentado en los últimos meses entre París y Damasco, un signo concreto del cambio de postura de las autoridades francesas frente a los acontecimientos en Siria.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here