El presupuesto destinado a la educación pública en España ha caído a niveles alarmantes desde el inicio de la crisis en 2008 y en la actualidad los recortes representan un 20 por ciento menos del gasto por alumno. Esta falta de inversión ha impactado en el sector educativo y, por ende, en la economía familiar.

Dejar respuesta

Por favor, escriba su comentario
Por favor, indique su nombre o seudónimo

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.