Compartir

El general ruso Valeri Assapov murió durante un bombardeo de artillería de los terroristas del Califato Islámico cerca de la ciudad de Deir Ezzor, según anunció ayer el Ministerio de Defensa ruso.

“El general de división Valeri Assapov murió en la explosión de un obús durante un bombardeo con morteros realizado por combatientes del Califato Islámico”, indicó el Ministerio.

Assapov se desempeñaba como asesor militar de las tropas del régimen sirio de Bashar al Assad.

El general “estaba en el puesto de mando de las tropas sirias y ayudaba a los comandantes sirios a dirigir las operaciones destinadas a conseguir la liberación de la ciudad de Deir Ezzor”, agregó el comunicado.

El Ministerio de Defensa ruso aseguró que el militar será condecorado de modo póstumo.

Además, aunque la nota oficial no dice nada, murieron dos coroneles que estaban junto al general. Tampoco dice de que el general estaba dentro de la lista de rusos sancionados a causa de la Geurra de Ucrania.

Deir Ezzor, última provincia siria en manos del Califato Islámico, es el blanco de dos ofensivas independientes, una a cargo de tropas sirias con asesoramiento de oficiales rusos y apoyo de la fuerza aérea de Moscú, y la otra a cargo de las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS) sostenidas por Estados Unidos.

Desde hace dos años, la muerte en combate de soldados y oficiales rusos en Siria ha despertado el aprecio de la población, que hoy es superior incluso a la de Irán, aunque también un general iraní, Hussein Hamadani, ha caído combatiendo en Siria.

Los motivos son las diferencias religiosas entre chiítas y alauitas. En una reciente entrevista para la televisión rusa, Bashar Al-Assad declaró contundente: “Miramos hacia Rusia”, añadiendo también: “El pensamiento sirio no es fácil de ser comprendido por nuestros socios en Teherán, especialmente cuando no se tiene una comunión religiosa y cultural necesaria para ganar apoyo nativo”.

Más de la mitad de los sirios prefieren a los rusos que a los iraníes ya que no comparten las políticas de la República Islámica del ayatollah Alí Jamenei.

En lo que va de año han muerto 10 rusos combatiendo en Siria, según cifras oficiales que la agencia Reuters cuadruplica basándose en fuentes procedentes de familiares y allegados de los fallecidos obtenidas de las redes sociales.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here