Compartir

La investigación sobre el caso de la desaparición de Santiago Maldonado reflejó recientemente que la Gendarmería Nacional de Argentina espió a la familia del joven desaparecido.

Los trabajos de inteligencia hacia la familia Maldonado fueron realizados días después de la desaparición del joven argentino, y se conocieron tras un hallazgo en las pericias que se efectuaron a los teléfonos de miembros de la Gendarmería.

Uno de los miembros de las fuerzas de seguridad que estuvo vinculado al espionaje fue el jefe de Escuadrón 35 de El Bolsón, Fabián Méndez, quien fue uno de los precursores de los ataques represivos contra la comunidad mapuche, en la que desapareció Maldonado, entre el 31 de julio y el 1 de agosto.

Foto tomada de Cosecha Roja.

A Méndez se le encontró un mensaje en su celular del 7 de agosto que decía “Andrea Antico y Sergio Maldonado van a estar en el Centro Cívico. Son matrimonio”, al igual que un informe que detallaba los viajes realizados por Santiago y sus seres más cercanos, a lo que se suma un Whatsapp con movimientos sobre la familia Maldonado en El Bolsón.

Un total de siete documentos de Word y PDF con información de inteligencia fueron encontrados por la Policía Federal argentina, material que ocupó unas 20 hojas del expediente, en el que se puede corroborar que la Gendarmería espió de manera ilegal a la familia Maldonado.

Ante el conocimiento del espionaje, Sergio Maldonado, hermano del joven desaparecido, señaló que “invadieron mi privacidad porque no tengo nada que esconder, ya tendré tiempo de ir contra todos, ahora la prioridad es mi hermano”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here