Compartir

La organización juvenil independentista Arran, cercana a la CUP, acusó ayer a Puigdemont, de cometer una “traición inadmisible” por suspender los efectos de la declaración de independencia para buscar un diálogo.

“Estamos asistiendo a una traición inadmisible. Hoy @KRLS (Carles Puigdemont) frena el mandato popular claro y rotundo del referéndum”, ha manifestado Arran en su cuenta de Twitter tras la intervención de Puigdemont en el Parlament.

Poco antes, Arran había afirmado que “ha quedado demostrado que no hay espacio para el diálogo” y que “la declaración de independencia se ha de ejecutar ahora mismo”.

En su misma cuenta, ha relatado que en el Paseo de San Juan “se respira rabia e indignación”. ¿Millones de personas heridas para esto?, preguntan los jóvenes, que acusa a Junts pel Sí de no tener vergüenza.

La organización considera que “ahora más que nunca” deben seguir “organizados para exigir la aplicación inmediata de la independencia”. La prudencia, añaden, no les opuede convertir en “traidores”.

Además de decepción, el comunicado expresa también la indignación palpable en miles de catales que ayer se congregaron en el centro de Barcelona en espera de la ansiada declaración de independencia, que no se produjo.

Es lo que tiene dejar las cosas en manos de quien no tiene capacidad para llevar a cabo lo que promete.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here