Inicio Mundo Rusia ¿La Guerra de las galaxias? Rusia prueba con éxito un ‘satélite espía’

¿La Guerra de las galaxias? Rusia prueba con éxito un ‘satélite espía’

144
0
Compartir

Las Fuerzas Espaciales de Rusia probaron con éxito un satélite militar de reconocimiento e interceptación que es capaz de acercarse a otras naves e inspeccionarlas. Este dispositivo permite determinar la función real de los satélites extranjeros y también podría ser el embrión de futuros ‘cazas espaciales’.

Los expertos militares rusos aseguran que los satélites de inspección serán un elemento fundamental del programa espacial de Rusia y pasarán a ser una herramienta de coerción en la carrera armamentística espacial.

Durante las pruebas, los militares utilizaron sistemas de comunicación terrestres y espaciales y probaron un nuevo software.

En primer lugar, el satélite se desacopló de la plataforma espacial Kosmos-2519, lanzada el 23 de junio de 2017, y comenzó a volar de forma autónoma. Luego, cambió de órbita para después regresar a la plataforma y realizar una inspección.

Según el Centro Principal de Inteligencia Espacial de Rusia, los proyectos para crear naves espaciales capaces de cambiar su órbita y acercarse a otros satélites mediante un sistema de control remoto manejado desde la Tierra también se están llevando a cabo en Estados Unidos y China.

En julio de 2013, diversos medios informaron de que China realizó experimentos con tres pequeños satélites. Los expertos sugirieron que las pruebas formaron parte de un programa secreto para el desarrollo de un sistema antisatélite. Uno de los tres aparatos incluso estaba equipado con una ‘extremidad robótica’ para manipular otras naves.

Los satélites de inspección son un componente importante de las fuerzas orbitales de cualquier potencia espacial, destacó el experto militar Valeri Mujin.

“En caso de conflicto global, es extremadamente importante destruir la agrupación de satélites del enemigo para privarlo de las comunicaciones, la navegación y la posibilidad de reconocimiento, es por eso que surgió la idea de crear este tipo de cazas [espaciales]”, manifestó el experto.

En la URSS, por ejemplo, se realizaron pruebas en las que un satélite se acercaba a otro y se hacía estallar, golpeando al objetivo con sus fragmentos. Después de estos experimentos, incluso se intentaron crear satélites blindados.

Según Valeri Mujin, la tarea principal de los ‘inspectores’ orbitales es establecer el propósito de las naves colocadas en órbita por un potencial enemigo.

“Por la apariencia del equipo, su diseño y su ubicación se puede llegar a una conclusión sobre cuál es su propósito real”, explicó el experto.

Además, el satélite de inspección puede combinar fácilmente las funciones de inspección con las de un caza: acercarse, inspeccionar, lanzar un cohete y marcharse.

Sin embargo, Mujin subrayó que los satélites de combate serían necesarios para Rusia solo en caso de conflicto, y que en tiempos de paz ya hay suficiente trabajo para estas naves de inspección.

“Este dispositivo debe ser capaz de maniobrar fácilmente entre órbitas, esto es lo que el Ejército está probando actualmente”, precisó el experto.

“Tener un sistema así significaría disponer de un importante elemento de disuasión para los potenciales enemigos. Así serán conscientes que la Federación de Rusia puede verificar si la funcionalidad de sus dispositivos se corresponde con lo anunciado”, resumió.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here