Compartir

WASHINGTON (Sputnik) — Al menos 26 personas fallecieron después de que un agresor abriera fuego en una iglesia baptista en la ciudad estadounidense de Sutherland Springs, Texas, comunicó el gobernador del estado, Greg Abbott.

“Puedo confirmar que para este momento son 26 las vidas que se han perdido”, dijo en una rueda de prensa.

Otras 20 personas, señaló, fueron hospitalizados.

Abbott relató que tras el tiroteo el agresor, quien empleó un rifle del tipo Ruger AR, “fue hallado muerto en su vehículo”, y se desconoce si se suicidó o fue abatido a tiros por un civil local.

“Cuando [el atacante] salía de la iglesia, un residente local cogió su rifle y le disparó al sospechoso”, dijo.

El atacante, continuó, “dejó su rifle y se puso a correr”.

Hasta ahora sus motivos se desconocen, agregó.

Abbott constató que se trata del tiroteo más mortífero en la historia del estado de Texas.

El portavoz del Departamento de Seguridad Pública de Texas, Freeman Martin, comunicó a la prensa que los fallecidos tenían entre cinco y 72 años.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here