En cinco meses de funcionamiento la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) promulgó distintas leyes y medidas que apuntan a afianzar el principal objetivo del órgano plenipotenciario que es conquistar la paz de la República para la tranquilidad del pueblo.

En este firme objetivo se fundamentó la iniciativa del Presidente de la República, Nicolás Maduro, para convocar al Poder originario el 1 de mayo, ante los escenarios violentos que promovió la derecha radical en el país desde abril con el propósito de derrocar al Gobierno.

Sin embargo, ante esta maniobra prevaleció el espíritu democrático venezolano, en cuya tradición política hay precedentes del Poder constituyente, como el que en 1999 redactó la Constitución Bolivariana, el cual le ha permitido librar coyunturas políticas y que nuevamente se expresó con civismo el 30 de julio mediante la elección 545 constituyentes por parte de 8 millones 089 mil 320 votantes, un 41,53% del padrón electoral.

Esta elección, de carácter incluyente, se hizo en dos ámbitos, territorial y el sectorial. El primero con 364 constituyentes, más 8 de los pueblos indígenas y el segundo con 173 constituyentes divididos en los sectores de estudiantes, campesinos y pescadores, empresarios, personas con discapacidad, pensionados, voceros comunales y trabajadores.

Para estos comicios también convocada la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), en cuyo seno están algunos responsables de la ola de violencia entre abril y julio, quienes decidieron no participar.

Sin embargo, con esta ANC más representativa y con la disposición para atender las necesidades de los venezolanos, llegaron también las decisiones que cambiarían el rumbo del país.

El adelanto de las elecciones de gobernadores, el 15 de octubre, las cuales fueron pautadas inicialmente para diciembre y los comicios municipales del 10 de diciembre, los cuales respectivamente sumaron un 61.14% y 47.32%, de participación ciudadana.

Asimismo, la promulgación de la Ley de Precios Acordados, como método para combatir la especulación y proteger la economía; la Ley contra el Odio, para neutralizar a los promotores de la violencia; la Ley de Inversión Extranjera y la del Arco Minero del Orinoco, son parte de los avances del Poder plenipotenciario.

En víspera de la navidad, la ANC dio su más reciente muestra por preservar la paz, con la medida sustitutiva otorgada a más de 80 personas detenidas por acciones violentas contra la estabilidad de la República, por solicitud de la Comisión de la Verdad, la Justicia, la Paz y la Tranquilidad Pública.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.