Inicio Mundo Los medios no mencionan la gran mayoría que sigue apoyando al gobierno...

Los medios no mencionan la gran mayoría que sigue apoyando al gobierno de Irán (+Audio)

No mencionan que más de 500 mil personas se lanzaron a la calle apoyando al gobierno, mientras 10 mil se manifestaban en contra

158
0

Hernán Salina: Un gustazo recibir, siendo martes, primera columna del año de este 2018, un año más que Radio Centenario tiene el orgullo de contar como columnista a James Petras desde EEUU. Arrancando por los temas internacionales que está marcando este comienzo de año, James, nos encontramos con Irán donde los medios occidentales están difundiendo protestas incluso con muertes.

JP: Sí, es un tema que debemos tocar. Primero hay que reconocer que en Irán es legal hacer protestas. Y hay muchas protestas desde hace muchos años por reivindicaciones concretas económicas. Incluso las protestas sobre las subidas de precios y las dificultades económicas están reconocidas por el gobierno.

Lo que no acepta el gobierno como cualquier otro gobierno es el vandalismo, es la violencia, los asaltos a las comisarías. No son todas protestas legales, empezaron con protestas legales y reconocidas, pero después entraron en ellas toda una serie de gente derechista, violentos apoyados por los EEUU y Netanyahu, el israelita. Empezaron a tirar bombas molotov y a disparar y matar policías. Esa es la realidad.

Hay 20 muertos que incluye a una guardia nacional y otros más civiles; pero no es un acto simplemente de protesta, es un asalto que pide destruir al gobierno, desplazar a los gobernantes. Sin embargo hay manifestantes que dicen que nosotros no tenemos nada que ver con estos eslóganes que quieren tumbar al gobierno. Entonces, los que se manifiestan están divididos.

Y otra cosa más que los medios no mencionan es que más de 500 mil personas se lanzaron a la calle apoyando al gobierno, mientras 10 mil están en oposición en la calle hay medio millón que está apoyando al gobierno. Y hay que decir que los que se manifiestan a favor del gobierno también tienen sus propias quejas y protestas sobre la inflación y otras reivindicaciones. Pero frente a los ataques de Netanyahu, de Israel, de Trump están 100% a favor del gobierno.

Entonces, es mucho más complicado que la prensa habla de miles de protestas y manifestaciones, pero no mencionan la gran mayoría que sigue apoyando al gobierno. No mencionan la violencia de las manifestaciones. No mencionan que muchos terroristas están involucrados. No mencionan que hay una forma común utilizada por el imperialismo como usaron en Ucrania para tumbar al gobierno, que usaron en Siria para movilizar fuerzas violentas contra el gobierno de Bashar al-Assad.

Es todo un patrón que utilizan, empiezan con reivindicaciones y después buscan reemplazar el gobierno con títeres de EEUU

HS: Precisamente, James, hay un intento de utilizar un esquema, una receta similar que se ha usado, por ejemplo con Venezuela o con países árabes. Si bien Irán no es un país árabe, pero hay líneas en común de este camino ¿no?

JP: Sí, la diferencia es que en Irán y en un grado en Venezuela, los gobernantes tienen el apoyo de la gran mayoría de la población movilizada. Y segundo, tienen fuerza militar para respaldar al gobierno y evitar una invasión imperialista. En los casos donde las intervenciones tuvieron éxito como en Ucrania los gobernantes no movilizaron al pueblo, no tenían raíces en el pueblo, no tenían movilizadas a sus guardias nacionales para defender el proceso legal y político. Irán actualmente podrían poner en la calle en un día a 500 mil personas movilizadas más allá de las milicias y la guardia nacional. Entonces, la única cosa que reconocen los israelitas y los trumpistas es la fuerza popular que dice No pasarán.

Diego Martínez: Bien, el otro tema que ha estado incandescente es el de Palestina, el tema Israel, los avances que ha tenido la decisión de Donald Trump de establecer la embajada de EEUU en Jerusalén y los bombardeos que se dieron en las últimas horas sobre la Franja de Gaza. ¿Qué nos puede decir sobre todo esto?

JP: Es que la señal de Trump sobre Jerusalén es la punta de lanza para que Israel tome control total de lo que queda de Palestina. En el Parlamento judío, el partido oficialista Likud aprobó una ley que dice que los judíos pueden apropiarse de todo el territorio palestino, incluido el territorio de Cisjordania. En otras palabras, para eliminar cualquier propiedad y cualquier presencia palestina. Es extremismo, es la purga total y la apropiación por Israel de lo que queda de Palestina. Y eso tiene resultados, va a forzar a los más conservadores entre los palestinos a entrar en oposición.

Pero para dividir a los palestinos Israel lanzó ataques mortales, aviones, misiles contra Gaza. Por un lado se está apropiando de todo el territorio palestino y por el otro lado está tratando de destruir los asentamientos palestinos en Gaza.

Debemos decir que la posición norteamericana en esta situación de apoyar a Jerusalén, no tuvo ningún apoyo más allá de pequeñas islas en el Pacífico que no tienen más de un millón de personas. También tienen a los narcogobernantes de Guatemala y Honduras, asesinos ellos mismos asesorados por Israel a partir de la organización secreta Mossad.

Y más allá de eso debemos decir que los gobernantes de EEUU cada vez más se quedan solos. Ayer denunciaron a Pakistán, un fiel aliado de EEUU por décadas, y ahora están en conflicto. Pakistán se está acercando a China y alejando de EEUU. Lo mismo pasa en muchas otras regiones que votaron contra EEUU en las Naciones Unidas sobre Jerusalén, y tal vez las cosas van a ser más difíciles para Washington cuando necesite conseguir apoyo suficiente para recibir aprobación a sus agresiones.

Otro tema que quiero tocar en esta situación es lo que pasa en Corea. En el mismo momento cuando Trump está incitando las posibilidades de una guerra, Corea del Sur, supuestamente un aliado de EEUU, han declarado la voluntad de entrar en un diálogo con Corea del Norte diciendo que quieren invitarlos a los Juegos Olímpicos, quieren reunirse con Corea del Norte en cualquier lugar, sobre cualquier tema y quieren poner distancia de las agresiones norteamericanas hacia sus hermanos del norte.

Y quiero decir que en Corea ahora hay, entre la gran mayoría en el sur, el sentimiento de que deben poner distancia con Trump y acercarse al gobierno de Kim en el norte. Es un gran desafío porque EEUU depende como lugar de lanzamiento de la guerra en del sur, y si no tienen respaldo en el sur es imposible que puedan hacer una guerra. Los comentaristas oficiales aquí dicen que la política de Trump de amenazar a Corea está fomentando el aislamiento de EEUU y fortaleciendo la postura militar en el norte.

DM: El otro tema que queríamos conversar es el tema del Perú y algunas decisiones que se tomaron en los últimos tiempos por parte de Kuczynski que han tenido repercusiones políticas fuertes.

JP: Es claro que Kuczynski como los otros 3 últimos presidentes neoliberales están involucrados en grandes escalas de corrupción. Debemos decir que Kuczynski ha perdido cualquier apoyo que tuviera en su propio partido cuando muchos ministros han renunciado, denunciando al gobierno y poniendo a Kuczynski más del lado de la ultra derecha de los fujimoristas.

Pero es una situación muy dramática porque al mismo tiempo el gobierno busca invitar al gran capital extranjero minero a tomar control de las principales minas de cobre y otros metales. Entonces, por un lado Kuczynski está perdiendo el respaldo político, está perdiendo el apoyo popular, está más cerca de la ultraderecha pero no tiene suficiente organización para realizar su sueño que es el de privatizar toda la riqueza del país.

Y mientras tanto los únicos que respaldan a Kuczynski son los norteamericanos con Trump y sus títeres. Trump, Kuczynski, Macri y Temer. Una pandilla de ladrones forman los cuatro chiflados que busca salvar los acuerdos pro norteamericanos y pro entreguistas.

HS: Bien, James, para cerrar esta primera columna del año, como siempre algún tema más que quiera comentarnos en los que esté trabajando

JP: Dos cosas. Hay una escalada en la política de Trump, que va avanzando pero sin mucho respaldo en el mundo: es el aumento de tropas en varias partes. Han mandado más tropas a Afganistán y a Siria. Una vez que perdieron los paramilitares y violentos en Siria, ahora está reemplazándolos con tropas norteamericanas. Han aumentado las tropas norteamericanas en Corea del Sur, en las fronteras con Rusia y fortaleciendo la flota aérea y naval contra China.

El problema que tiene Trump es que todos estos actos no han recibido apoyo de los países de Europa, por lo menos los países occidentales. Y desde el Medio Oriente tampoco han recibido apoyo más allá de Israel y Arabia Saudita. En Asia está perdiendo el apoyo de Pakistán y Corea del Sur. Entonces, hay una relación inversa, menos apoyo de los aliados, más intervención y presencia norteamericana.

Y finalmente quiero comentar una cosa que debemos pensar y discutir en otro momento: son las elecciones que vienen en el año 2018. Este año hay elecciones en Venezuela que son decisivas, hay elecciones en Colombia donde el sector más derechista está acumulando fuerzas y capacidad paramilitar. Hay elecciones en Brasil donde está garantizada la derrota de Temer. Hay elecciones en Bolivia donde es muy probable que Evo Morales vaya a ganar por lejos.

Entonces, hay un panorama muy complicado, muy contradictorio en América Latina. Pero lo cierto es que vamos a entrar en un período de gran turbulencia, muchos cambios por la izquierda y por la derecha y no podemos pensar que todo va a salir mal.

Extractado por La Haine

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.