El presidente de Argentina, Mauricio Macri, comenzó este año 2018 con nuevos aumentos en los servicios básicos, entre ellos, la luz lo que llevó al corte a más de 42.000 usuarios en Buenos Aires.

Unos 13.553 hogares con servicio de Empresa Distribuidora y Comercializadora Norte Sociedad Anónima (Edenor) han quedado sin suministro, según los datos del Ente Nacional Regulador de la Electricidad (ENRE). Mientras que de la Empresa Distribuidora Sur Sociedad Anónima (Edesur) son 29.229 usuarios.

Desde diciembre de 2015, la tarifa de luz subió en promedio 1400 por ciento y en febrero llegará a 1700 por ciento.

Los usuarios debieron afrontar nuevos recortes de luz desde el viernes, día en el cual tuvieron que realizar sus actividades con una temperatura mayor a los 35 grados en medio de la alerta naranja que dispuso el Servicio Meteorológico Nacional (SMN).

Los usuarios no tendrán tregua. Al aumento del 34 por ciento de la electricidad para usuarios residenciales, se suma un 57 por ciento para el gas, porcentaje que puede variar en las provincias y la capital.

De igual manera, el Presupuesto Nacional en Argentina para 2018 contempla una reducción del 5 por ciento en el nivel de subsidios para estos servicios.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.