Cuando uno observa el desempeño de los gobiernos de centro izquierda, o de izquierda, llama la atención que las instituciones internacionales que evalúan la competitividad económica de un país tienden a dar malas notas cuando la báscula política gira en sentido inverso.

Dejar respuesta

Por favor, escriba su comentario
Por favor, indique su nombre o seudónimo

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.