Irán repudia el nuevo plan de EE.UU. contra la nación persa, revelado por el secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, y denuncia que constituye una “injerencia flagrante en los asuntos internos” del país y una “amenaza ilegal” contra un Estado miembro de las Naciones Unidas.

“Instamos a las autoridades estadounidenses, y en particular al nuevo secretario de Estado, a aprender de las fallidas políticas de las anteriores Administraciones de EE.UU. contra la nación iraní y a dejar de lado las políticas injerencistas hacia el país persa”, reza un comunicado emitido este lunes por la Cancillería iraní.

En su intervención en la sede de Heritage Foundation, Pompeo ha dado a conocer en la jornada de hoy el ‘Plan B’ del Gobierno estadounidense para la República Islámica y ha prometido que Washington impondrá a Teherán “las sanciones más fuertes de la historia” tras la salida de Estados Unidos del acuerdo nuclear de 2015 suscrito por el país persa y el Grupo 5+1 (EE.UU., el Reino Unido, Francia, Rusia y China, más Alemania).

Tras acusar a Irán de todo, el principal diplomático estadounidense ha planteado 12 demandas a la República Islámica, que van desde el cese del enriquecimiento de uranio —un derecho reconocido de Teherán bajo el convenio nuclear— hasta dejar de apoyar las luchas antiterroristas de los Gobiernos de Irak y Siria.

“Las declaraciones insultantes, injerencistas e ignorantes de Pompeo sobre la gran nación iraní son un intento en vano por desviar la atención pública de la medida ilegal de EE.UU. al violar el JCPOA (siglas en inglés del Plan Integral de Acción Conjunta), e infringir el derecho internacional y la Resolución 2231 del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas (CSNU)”, que ratificó el pacto nuclear, agrega la nota.

El Ministerio iraní de Asuntos Exteriores ha subrayado en la nota que “EE.UU. no está en condiciones de plantear demandas a Irán” por su programa nuclear y enfatiza que, sin duda, Washington “es responsable de las consecuencias de sus incumplimientos con los convenios y tratados internacionales”, incluido el JCPOA.

El comunicado iraní culpa a Estados Unidos por las actuales crisis en las que están inmersos Irak, Siria, El Líbano, Yemen, Palestina y Afganistán y resalta que el país norteamericano no tiene legitimidad para cuestionar las políticas de Irán en Oriente Medio.

La nota tacha de “sin fundamento” las acusaciones de Pompeo sobre el supuesto apoyo de Teherán al terrorismo y recuerda que Estados Unidos es el primer país del mundo que se caracteriza por patrocinar el terrorismo.

Los padres (EE.UU. y sus aliados) de Al-Qaeda y Daesh (acrónimo en árabe de EIIL) y de otros cientos de grupúsculos terroristas que han socavado la paz y la seguridad internacionales no están en condiciones de manipular el papel estabilizador de Irán en la región y el mundo”, declara la nota.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.