Donald Trump anunció una muy probable realización de su cumbre con el líder norcoreano Kim Jong-un, menos de 24 horas después de que él mismo cancelara ese encuentro, alegando hostilidad de parte de Corea del Norte.

“Sostenemos conversaciones muy productivas con Corea del Norte sobre la reinstauración de la cumbre que, de suceder, probablemente seguirá pautada para realizarse en Singapur en la misma fecha, el 12 de junio”, afirmó el mandatario estadounidense a través de Twitter. “De ser necesario, se extenderá la fecha más allá”, agregó.

Unas horas atrás, Trump había informado sobre el restablecimiento de las conversaciones diplomáticas y comunicaba que “todos juegan a juegos”, sugiriendo que el encuentro no está del todo descartado. Sin embargo, un día antes había hecho llegar a Pionyang una carta en la que oficialmente cancelaba la cumbre.

Trump justificó para eso último su decisión aludiendo a lo que calificó como “tremenda rabia y abierta hostilidad” en las últimas declaraciones de Pionyang, que este miércoles advirtió que reconsideraría la celebración de la cumbre planeada con Washington si la Casa Blanca continuaba realizando “actos ilícitos e indignantes”.

Esa decisión, que se produjo solo unas horas después de que Corea del Norte desmantelara su polígono nuclear de Punggye-ri, causó estupor a nivel internacional y suscitó un “profundo pesar” en Corea del Sur, partícipe directo del conflicto en la península e impulsor de los acercamientos entre Pionyang y Washington.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.