*Ramón Pedregal Casanova. FAI, 30 de mayo de 2018.

Quién podía imaginar que aquella información que decía que el día 29 de Mayo se terminaba el combustible y otros medios de sostenimiento en Gaza, se transformaría en, o vendría a ser, la señal para que el régimen sionazi llevase a cabo un gran bombardeo sobre la población; ha empezado en el barrio de la ciudad llamado de Los olivos. Con el bombardeo, el ente colonial lavaría sus culpas ante el mundo por asesinar a más de 130 palestinos y herir a más de 13.000 durante la Gran Marcha del Retorno. El pueblo palestino llamaba a pueblos, gobiernos y organismos internacionales para que le ayudasen a volver a su tierra, usurpada por el colonialismo.

A los asesinatos, la Resistencia ha respondido con el lanzamiento de cohetes que hirieron a tres sionazis. La respuesta por el régimen de éstos ha sido que cortarían la luz en ésta noche de Gaza y realizarían la peor de las destrucciones.

¡Qué protectores tan fuertes tiene el sionazismo! ¡Nunca, ni siquiera en la Sudáfrica racista, se cometieron crímenes tan grandes!. Los racistas en Sudáfrica estaban allí, formaban parte del país!. Los sionazis han venido de fuera de Palestina, han invadido, han usurpado y han expulsado al pueblo palestino de su tierra, todo con ayuda de EEUU, Inglaterra, otros gobiernos occidentales y organismos que normalizan la impunidad. Ese ha sido el patrón de comportamiento desde aquella fecha infausta de finales de 1947 en que aprobaron la partición de Palestina y realizaron el 15 de Mayo de 1948.

Los F16 entregados por EEUU han dejado caer sus bombas sobre más de 30 puntos de Gaza. La situación que arrastra Israel para Gaza señala al ente cada minuto como el actor causante de la desgracia del pueblo palestino, y para acentuar ésto, el ministro de seguridad sionazi, Gilad Erdan, ha hecho saber que empezarán, una vez más, los asesinatos selectivos de dirigentes palestinos: ¡dicho públicamente y en voz alta!.

La Resistencia palestina ha llamado a la paz, pero ha advertido que la agresión sionazi no quedará sin respuesta.

¿No hay ninguna potencia que se imponga a los propósitos del régimen israelí?. Rusia y la UE han pedido que “se detenga la escalada de la violencia”, no que se detenga al agresor. ¿Qué puede esperar el pueblo palestino?.

A éstas horas de la noche, huele a guerra en Gaza.

Como parte de la agresión sionazi, éste martes salía la Flotilla de tres barcos desde Gaza, el primero de los barcos que intentaban romper el bloqueo ilegal para llevar heridos al puerto de Limassol, en Chipre, fue asaltado por los piratas del ente israelí a 9 millas, en aguas territoriales de Gaza; los otros dos se debieron dar la vuelta; el asaltado fue conducido al puerto de Asdod, sin que hasta el momento se sepa nada más. Esa acción ilegal del ente israelí tampoco tendrá respuesta por ningún gobierno a la sombra del imperio, ¿o van a retirar embajadores y poner en marcha un boicot al régimen racista y xenófobo colonial?.

La tensión en Gaza es máxima.

*Ramón Pedregal Casanova es autor de los libros: “Gaza 51 días”, “Palestina. Crónicas de vida y Resistencia”, “Dietario de Crisis”, “Belver Yin en la perspectiva de género y Jesús Ferrero”, y “Siete Novelas de la Memoria Histórica. Posfacios”. Presidente de la Asociación Europea de Cooperación Internacional y Estudios Sociales AMANE. Miembro de la Comisión Europea de Apoyo a los Prisioneros Palestinos.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.