Más de 50 miembros del Congreso de Estados Unidos, integrantes de los dos partidos, han firmado una carta en la que piden al Departamento de Estado que se pronuncie contra el fascismo y el antisemitismo que patrocinan los Estados de Ucrania y Polonia.

La carta, fechada el lunes y dirigida a John Sullivan, secretario de Estado adjunto, se hizo pública el miércoles. Los representantes demócratas Ro Khanna de California y David Cicilline de Rhode Island fueron sus redactores.

La carta destaca la nueva ley polaca sobre el holocausto aprobada en febrero, que penaliza la responsabilidad de Polonia por los crímenes nazis, que está bajo revisión constitucional, así como las llamadas leyes conmemorativas de Ucrania, que glorifican a los colaboradores nazis y criminalizan la negación de su supuesto heroísmo. Según la carta, los individuos y grupos que estas leyes designan colaboraron con los nazis y son responsables del asesinato de miles de judíos, entre 70.000 y 100.000 polacos y otras minorías étnicas entre 1941 y 1945.

Los diputados del Congreso señalan que los acontecimientos en Polonia y Ucrania siguen “un aumento en la glorificación de los dirigentes de la era del holocausto en toda Europa, incluyendo Hungría, Eslovaquia, Rumania y los Estados Bálticos”. Esta es una tendencia preocupante que debe provocar una fuerte respuesta por parte del gobierno de Washington, dicen los firmantes.

En la carta también se pide al Departamento de Estado que nombrara a un enviado especial para vigilar y combatir el antisemitismo, puesto que ha permanecido vacante durante más de un año, a pesar de que la ley lo exige.

“Cuanto más vacía esté esta posición, que tiene alcance mundial, más se envía el mensaje de que Estados Unidos tolerará el antisemitismo y la negación del Holocausto”, dice la carta. Además, la oficina del Departamento de Estado para monitorear y combatir el antisemitismo no ha tenido suficiente personal desde el 1 de julio”.

“Les instamos a que se unan a nosotros y a las organizaciones de derechos humanos en la lucha contra el antisemitismo, la xenofobia y todas las formas de intolerancia haciendo un llamamiento a los gobiernos polaco y ucraniano para que rechacen inequívocamente la negación del holocausto y dejen de glorificar a los colaboradores nazis”.
La carta también llama al Departamento de Estado a “detallar los pasos tomados por el gobierno de Estados Unidos para rastrear la negación del holocausto y asegurar que Estados Unidos no apoye ni financie el antisemitismo”.

“Nos preocupa profundamente que el aumento del antisemitismo y la negación del pasado obstaculicen el desarrollo democrático de estos países e impidan que Polonia y Ucrania se conviertan en sociedades libres y abiertas para todos sus ciudadanos, judíos y no judíos”, dice la carta.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.