Antonio Maira, 15 de junio de 2018

Una vez anunciado el inminente nombramiento del Teniente Coronel Pedro Baños para el cargo de Director de Seguridad Nacional del Gobierno, y publicadas sus muy razonables –y razonadas en RT en español y la Agencia Sputnik-, posiciones sobre la irracional dependencia de EEUU y de la OTAN del Gobierno español, y la muy fundada aproximación a Rusia, ha empezado a funcionar a toda máquina la conexión primaria: Sector atlantista del PSOEi-Gobierno de Pedro Sánchez-Partido Popularii-Medios de Comunicación-Cúpula de las Fuerzas Armadas-Felipe VI-Embajada USA en España.

En poco menos que una semana han corregido a toda prisa el “lamentable desaguisado” que estaba a punto de perpetrarse. La feroz Falsimedia no tuvo que hacer otra cosa, para imponer su criterio universalmente atlantista, que encargarle a El País un ataque por la “izquierda” y al Okey Diario un ataque por la “derecha moderada”; el primero atacó al candidato Bañosiii, el segundo cantó los méritos del ya nombrado General Ballesteros.

El primero, el Coronel Baños, se quedó sin su magnífico historial que fue descuartizado y pintado en negro por El País (“periódico global en español”); y el segundo, el General de Brigada Ballesteros vio como el suyo, nada del otro mundo, salvo el ser Director del Instituto de Estudios Estratégicos fue pintado con pinceladas gruesas. Podemos comparar ambas para que quede muy claro el trabajito que hicieron –como en un gabinete de redacción conjunta- ambos periódicos. El nombramiento fue negociado por el PP, CiU y el PSOE y sin consultar a Podemos que solo había planteado sus protestas a la aprobación, hace meses, de la Estrategia de Seguridad Nacional por haber incluido referencias a varios escenarios nuevos como la guerra cibernética y el control de las redes. Sin olvidar a los hackers rusos, por supuesto. Podemos no había sido invitado aunque se incorporó después como oyente.

Ballesteros, en sus últimas declaraciones al Okey ha descuartizado todos los pobres restos de soberanía que le quedaban a nuestro país, y también sus limitadas posibilidades de supervivencia económica ante la inminente crisis. Esas posibilidades de resistencia digna y sin hambre -ante la crisis económica que se nos viene encima-, de un pueblo entero, quedaban sujetas su vasallaje a los Estados Unidos.

Quiere esto decir, para ser claros –como reclamaba el Coronel Baños-, que el estado español se vería obligado no solo a pagar su enorme cuota anual y su deuda (con intereses) a los EEUU, sino que tendría que intervenir en toda cuanta guerra que les interese a los Estados Unidos, aunque tengamos que entregar a cambio nuestra dignidad como país, nuestra empequeñecida solidaridad con nuestros pobres y, por supuesto, con los cientos de millones que hemos creado por el mundo. Nada más clarificador que sus palabras:

“El general experto en geoestrategia Miguel Ángel Ballesteros será designado este viernes en la reunión del Consejo de Ministros como nuevo director de la Seguridad Nacional. Este militar, que hasta ahora era director del Instituto de Estudios Estratégicos del Ministerio de Defensa y profesor asociado de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la Universidad Complutense de Madrid, afirmó hace tan solo dos días que la acogida de los inmigrantes del Aquarius es un gesto pero supone riesgos para España”.

Y añadía en un lenguaje marinero que no le corresponde y en una incitación clara del racismo:

Si abres un portillo, por ahí te van a venir todos”, decía el general Ballesteros hace escasos días tras conocerse que España se haría cargo de los más de 600 inmigrantes que viajaban a bordo del barco Aquarius y que habían sido rechazados por Italia.

E insistía en esa misma línea xenófoba:

Para el nuevo director de la Seguridad Nacional esta situación “es solo la punta del iceberg” de un fenómeno migratorio al que podrían sumarse otros muchos ciudadanos de países próximos a Europa, por lo que se mostraba  comprensivo con la actitud del Gobierno italiano debido a que este lleva tiempo “aceptando una inmigración masiva” sin haber recibido la colaboración que debería de la Unión Europea, ha argumentado.

Y con notorio olvido de la historia más próxima, inexplicable e irresponsable en un diplomado de Estado Mayor y director del IEE, añadía para alimentar la ignorancia general propagada por los expertos y en una manifestación de racismo y de fascismo institucional, lo siguiente:

A su juicio, Bruselas ha actuado como si hubiera “olvidado que las fronteras de Italia no son de Italia, son de la Unión Europea” y, en consecuencia, es esta la que debe trabajar para afrontar el fenómeno de la llegada de extranjeros de forma irregular,  lo que considera “un problema enorme que tiene que resolver la Unión Europea”.

El entonces director del Instituto Español de Estudios Estratégicos, defendía en una conferencia esta misma semana “resolver el problema allí”, en los países de origen de los inmigrantes. “Hay que llevar allí educación, industria y desarrollo”, como vía para que los potenciales inmigrantes permanezcan en sus lugares de origen, explicaba.

Como dato de su curriculum que puede explicar su posición casi católica preconciliar, reaccionaria, de iglesia opusdeísta compatible con su espléndida sonrisa puede citarse:

El que ocupará el cargo de Seguridad Nacional tiene un doctorado por la Universidad Pontificia de Salamanca con una tesis sobre la “Metodología para elaborar una estrategia de seguridad nacional”. Asimismo, es diplomado en Investigación Operativa y en Estado Mayor.

Pueden comparar ustedes las declaraciones de este “lobo con piel de oveja” con las del Coronel Pedro Baños. Son, desde luego, muy significativas: de la lealtad profesional de Baños y de la cobardía -también profesional-, de Pedro Sánchez.

15 de junio del 2018

 

Viejomarinero86@gmail.com

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.