Turquía impondrá nuevos aranceles por unos 267 millones de dólares al acero y al aluminio como contramedida frente a los aranceles estadounidenses a estos productos. Las tarifas turcas afectan a sectores como el carbón, el whisky, los automóviles, los equipos de maquinaria y los productos petroquímicos provenientes del país norteamericano. Se estima que estas importaciones rondan los 1.800 millones de dólares.

Dejar respuesta

Por favor, escriba su comentario
Por favor, indique su nombre o seudónimo

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.