Moscú no reconocerá los nuevos poderes asumidos por la OPAQ, que le permitirán señalar a los responsables del uso de armas químicas, dice un político ruso.

“Moscú no reconoce la legitimidad del nuevo mecanismo de la OPAQ (Organización para la Prohibición de las Armas Químicas)”, ha dicho hoy jueves el viceministro de Exteriores de Rusia, Serguéi Riabkov.

El funcionario reaccionaba así a la decisión adoptada la víspera en una votación extraordinaria del organismo celebrada en La Haya, con 82 votos a favor y 24 en contra, de ampliar los poderes de la OPAQ y declararla competente para determinar quién es responsable del uso de armamento prohibido en un ataque.

Al desarrollar su postura, Riabkov ha advertido de las “consecuencias realmente terribles” que tendrá esta medida y ha estimado que las perspectivas y el futuro de la Convención sobre Armas Químicas (CAQ) “se han vuelto bastante confusos”. “En su forma actual, nos parece dudoso que se puedan preservar la CAQ y la OPAQ”, ha alertado.

Antes de votarse el cambio, propuesto por el Reino Unido, el representante ruso ante la OPAQ, Gueorgui Kalamanov, acusó a sus colegas británicos de “un claro intento de manipular el mandato” del organismo.

“El tabú del uso de estas armas se está rompiendo, pero ahora la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas no solo tendrá el poder de decir que se ha usado este tipo de armamento, sino que también podrá señalar con el dedo a quien crea que lo hizo”, dijo a su vez el ministro de Exteriores del Reino Unido, Boris Johnson, al defender la propuesta.

En fechas recientes, el país euroasiático ha criticado con dureza a la OPAQ, en particular por un informe reciente sobre un supuesto uso de armas químicas por parte del Gobierno de Siria.

La Cancillería rusa denunció el lunes que la organización produce sus reportes sobre Siria bajo una “fuerte presión por parte de Estados Unidos y sus aliados más cercanos”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.