Inicio Artículos La manipulación mediática se cierne sobre Nicaragua

La manipulación mediática se cierne sobre Nicaragua

96
0

Ya sabemos cómo funciona la democracia representativa: existe la libertad de prensa, el problema es que solo la clase social que retiene la mayor cantidad de riqueza es la que tiene acceso a la propiedad privada de los medios de comunicación, que no usan para informar, sino para manipular la realidad con el objetivo de mantener protegidos sus privilegios.

¿Y qué sucede cuando un gobierno no se pliega a ellos? Que los grandes empresarios y banqueros manipulan lo que allí sucede y lo incluyen en la agenda mediática para que se hable de lo que ellos quieran en cada momento y cómo ellos prefieran, ya que imponen una matriz de opinión que no obtiene respuesta por parte de la prensa alternativa, incapaz de cerrar una agenda mediática en común, por falta de medios y de estrategia.

La prensa se puso de acuerdo para publicar la noticia de que el Gobierno de Nicaragua volvió a reprimir a la población, esta vez en Masaya. Según ellos el represor Daniel Ortega, no puede
soportar que haya gente que proteste contra él de forma pacífica, y los reprime con violencia para mantenerse en el poder.

Sin embargo en Twitter no se observó ninguna foto, ni tampoco ningún vídeo que demuestre esa supuesta represión. ¿Cómo es posible? ¿Los opositores pacíficos de Nicaragua no tienen dinero para smartphones? ¿A los periodistas de los principales medios de comunicación de Nicaragua se les olvidaron las cámaras en las redacciones? ¿A los enviados de grandes medios de comunicación les surgieron problemas con la facturación de sus equipajes? ¿Les pasó todo eso a todos a la vez?

La noticia con la que El País cubre la información no contiene ni imágenes ni vídeos. La Vanguardia pone dos vídeos, uno de policías nicaragüenses bailando, y otro de policías intercambiando tiros con los opositores pacíficos. Llegados a este punto también cabe preguntarse que, si la oposición de Nicaragua ha elegido la paz como forma de lucha, ¿por qué tienen armas? Y, si el Gobierno de Daniel Ortega es una dictadura, ¿cómo permite su represión que sus opositores tengan armas y sepan usarlas? No hay fotos de represión, tampoco de manifestaciones populares masivas contra el gobierno.

Todos los medios de comunicación de masas han creado una realidad en la que el Gobierno de Nicaragua ha acometido unas políticas que han llevado a la población a la pobreza, lo que ha despertado movilizaciones pacíficas lideradas por estudiantes, que están siendo reprimidas por el ejecutivo de Daniel Ortega. Sin embargo, ¿esto supone la realidad objetiva de lo que acontece en el país centroamericano?

Las protestas fueron creadas artificialmente. ¿Estudiantes protestando por una reforma sobre las pensiones? La reforma del Instituto Nicaragüense de Seguridad Social mantenía el poder adquisitivo que fue aumentando sostenida solo a partir de 2.006, cuando Daniel Ortega llegó al poder. Mantenía el tiempo para acceder a ellas, uno de los más bajos del mundo (750 semanas, 14 años y medio). En realidad los más afectados eran los grandes empresarios, que debían aportar más a las arcas públicas, y la sanidad privada, ya que la reforma del INSS preveía que todos los jubilados tuvieran acceso a la sanidad en todos sus niveles de manera gratuita. Un dato: la patronal de Nicaragua apoya a los opositores pacíficos.

Nunca ha habido una manifestación masiva. Por parte de la oposición, los sandinistas sí han salido por decenas de miles a las calles en favor del Gobierno del presidente Daniel Ortega. La protesta contra la reforma del INSS, el origen planificado del conflicto, supuso la movilización de apenas varios cientos de personas. Medios de comunicación que cubrieron la marcha presentaron fotos tomadas con planos cerrados desde el suelo, para impedir ver la estampa completa. Tras esa primera marcha, comenzó el intento de golpe de estado que se ha expresado con violencia, no con manifestaciones.

Los opositores pacíficos usan fusiles AK, bombas molotov y morteros. Los llamados “opositores pacíficos“, “movimiento de protesta” o “estudiantes” son eufemismos para ocultar a grupos fascistas paramilitares que están asesinando a sandinistas y a policías sin que medie una represión previa, lo que descarta el argumento de “defensa propia“.

El último policía que han asesinado se llamaba Gabriel de Jesús, quién se dirigía fuera de su horario de servicio a ver a sus familiares en Jinotepe, topándose en su camino con un tranque de los opositores pacíficos. Quienes lo aprehendieron, le propinaron una paliza, lo asesinaron, exhibieron su cadáver y lo quemaron en la vía pública. Un clérigo contactó con los asesinos por teléfono para celebrar el asesinato, y advertir a los fascistas que no permitieran que los vídeos que grababan fueran subidos a internet, para mantener la manipulación mediática contra Ortega.

La CEN [Confederación de Empresarios] comanda a los violentos. La Iglesia Católica de Nicaragua ha apoyado al movimiento de protesta desde el 19 de abril. Les ha dado tiempo en el Diálogo Nacional, les ha custodiado armas en sus iglesias, los ha ido a proteger cuando la Policía Nacional iba a detenerlos y les ha provisto de máscaras antigás.

Estados Unidos financia a los estudiantes. Mediante las agencias USAID (depende directamente de Donald Trump) y NED (depende de la CIA) ha financiado a los opositores.

La oposición política financia la violencia. El terrorismo desatado por el movimiento pacífico de protesta está financiado por los principales partidos de la derecha nicaragüense.

Si la oposición a Daniel Ortega es pacífica, ¿por qué entre la mayoría de sus filas se encuentran delincuentes comunes y miembros de peligrosas maras salvadoreñas? ¿Por qué el 60 por ciento de los muertos son sandinistas? ¿Por qué asesinan niños? ¿Por qué asesinan a civiles desarmados? ¿Por qué atacan a la policía cuando los agentes se encuentran despejando tranques que la oposición pacífica usa para parar el tráfico y asesinar a civiles? ¿Por qué secuestraron durante un mes a 400 conductores de camiones? ¿Por qué queman casas con familias dentro? ¿Por qué queman y atacan medios de comunicación? ¿Por qué drogan a mujeres y las violan?

Si la oposición a Daniel Ortega la conforman estudiantes en su mayoría, ¿por qué son delincuentes con causas abiertas por robo y violencia los que están en las universidades? ¿Por qué matan a quienes pasan por allí? ¿Por qué saquean sus propios centros de estudios y los queman?

Si la CEN quiere la paz para el país ¿por qué acudieron a Masaya a impedir el despliegue de las fuerzas policiales que pedía la población? ¿Por qué dejaron con la palabra en la boca a una madre con su hijo que se acercó a su vehículo para expresar el dolor que estaba pasando porque los opositores pacíficos habían quemado edificios fundamentales para los más pobres? ¿Por qué escondieron a los asesinos de Jinotepe en la Iglesia de San Sebastián y los disfrazaron de monjas para ayudarlos a escapar? ¿Por qué expresaron que los civiles que se agolparon en las puertas de la iglesia eran paramilitares cuando eran las madres, padres y hermanos de las mujeres violadas y hombres asesinados por los asesinos de Jinotepe (llamados opositores pacíficos por los mass media)? ¿Por qué ocultan las armas con las que los estudiantes asesinan a civiles?

Si el Régimen de Daniel Ortega reprime de una manera brutal, ¿por qué no hay vídeos ni fotos que lo demuestren?, ¿porqué casi el 100 por ciento de las muertes son de sandinistas y policías que o estaban ayudando a los vecinos a despejar los tranques o estaban desarrollando trabajo burocrático en las delegaciones policiales?

La ciudad de Masaya ha vivido en los últimos meses el terror de los mal llamados opositores pacíficos. Es la ciudad de Nicaragua, junto a Managua, que más asesinatos ha sufrido, más palizas, secuestros y violaciones. Los tranques han llevado el hambre a sus habitantes que no se atreven a pasar por esos lugares por los asesinatos que se producen en sus inmediaciones. Las tiendas han dejado de abrir a causa de los saqueos, y los transportistas no se arriesgan a llevar las cargas a sus destinos.

El movimiento pacífico de protesta ha quemado viviendas de sandinistas, ha matado a combatientes históricos del FSLN que lucharon contra la dictadura de Anastasio Somoza, ha atacado la alcaldía y saqueado varios centros de estudios.

Tras no conseguir resultados en el Diálogo Nacional a causa de que ni la Iglesia Católica ni la oposición política estaban interesados en llegar a acuerdos, algo que se evidenció cuando rechazaron pedir el fin de los tranques y de la violencia, el ejecutivo de Nicaragua ha determinado desplegar las fuerzas policiales para luchar contra el fascismo armado (opositores pacíficos o estudiantes según los medios de comunicación conservadores) y liberar al pueblo de Masaya.

https://www.elestado.net/banner/nicaragua-la-manipulacion-mediatica-se-cierne-sobre-mayasa/

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.