La evacuación de los Cascos Blancos de Siria con apoyo extranjero pone de relieve “bajo las órdenes de quiénes estaban trabajando” en el país árabe y con qué medios financieros contaban, según lo ha denunciado la Cancillería rusa en un comunicado.

Según el Ministerio, resulta “simbólico” que los miembros de la organización hayan preferido “huir de Siria con apoyo extranjero, revelando de esa forma su esencia y demostrando al mundo su hipocresía”.

“Es bien sabido que fueron los Cascos Blancos los que estuvieron implicados en las provocaciones más odiosas durante el conflicto sirio”, destacó la Cancillería rusa, subrayando que “actuaron exclusivamente” en territorios bajo control de los radicales islámicos y que fabricaron falsificaciones que “luego fueron utilizadas como pretexto para acusar a las autoridades sirias”.

Siria: Quienes ayudan a evacuar a los Cascos Blancos apoyan a los terroristas

El Gobierno de Israel confirmó este domingo que ha evacuado de Siria a integrantes de la organización y a miembros de sus familias a petición de EE.UU., Canadá y varios países europeos.

Desde el Ministerio sirio de Exteriores aseguran que la evacuación de los Cascos Blancos con apoyo de EE.UU., Reino Unido, Jordania, Alemania y Canadá evidencia que estos países apoyan a los terroristas en Siria. “La operación que realizan Israel y sus subordinados es criminal, ha revelado la verdadera naturaleza de los denominados Cascos Blancos”, ha afirmado un representante del Ministerio citado por la agencia SANA.

El lado oscuro de los Cascos Blancos

  • La organización de los Cascos Blancos, que más tarde adoptó el nombre de Defensa Civil Siria, fue creada entre finales de 2012 y principios de 2013 por James Le Mesurier, un exoficial del Ejército británico que empezó a entrenar a los primeros ‘defensores civiles’ en Turquía.
  • Actúan en los territorios controlados por la oposición armada en Siria, sobre todo el Frente Al Nusra, vinculado con Al Qaeda.
  • Afirman que “salvan a personas de ambos bandos” pero, al parecer, esto no beneficia a quienes son leales al Gobierno sirio. Incluso varios cascos blancos han estado involucrados con miembros de una banda armada que captura a “un cerdo de Assad”.
  • Los Cascos Blancos reciben donaciones millonarias de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) —asegura haberles asistido con más de 23 millones de dólares—, así como de países como el Reino Unido, Dinamarca y Japón y de organizaciones vinculadas al magnate George Soros. Al mismo tiempo, se trata de una de las principales fuentes que acusan a Rusia de cometer atrocidades de todo tipo, como matanzas de niños en bombardeos.

  • En abril pasado, varias ONG, incluidos los Cascos Blancos, denunciaron con un video el supuesto ataque químico llevado a cabo por el Ejército sirio contra la población de la ciudad de Duma (Guta Oriental), que sirvió de base para que EE.UU., Francia y Reino Unido lanzaran misiles contra Siria una semana más tarde.
  • Rusia insistió en que ese incidente en Duma fue un “montaje” para justificar los ataques de Occidente contra un Estado soberano, como pasó anteriormente en Irak y Libia. Además, varios testigos presenciales y presuntas víctimas que aparecieron en ese video ofrecieron sus testimonios en la sede de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ) de La Haya (Países Bajos), donde relataron no haber observado signos del uso de armas químicas y que todo había sido un montaje de los Cascos Blancos.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.