Un soldado ruso durante un ejercicio militar ruso-serbio en la región de Leningrado (Rusia), el 16 de agosto de 2018. Anatoly Medved / Sputnik

El ministro de Defensa de Rusia, Serguéi Shoigú, ha anunciado la participación de cerca de 300.000 tropas y más de 1.000 aviones y helicópteros en las maniobras militares Vostok-2018, que se llevarán a cabo en septiembre a una escala sin precedentes desde 1981.

“[Los ejercicios] en cierto modo repiten a los Západ-81, pero incluso los superan“, indicó Shoigú este martes, precisando que los ensayos se realizarán en casi todos los polígonos de los distritos militares Central y Oriental. Añadió que tomarán parte las flotas del Pacífico y del Norte, y las Fuerzas Aerotransportadas se involucrarán completamente en los Vostok-2018.

“Imagínense que 36.000 piezas de equipo militar, entre ellas tanques y vehículos blindados de transporte e infantería, se encuentren operando simultáneamente, y todo esto, por supuesto, […] lo más cerca posible de los combates”, expresó el ministro de Defensa citado por TASS.

La semana pasada, el presidente de Rusia, Vladímir Putin, declaró una inspección repentina de disposición combativa y alerta de tropas previa al inicio de estas maniobras, que se llevarán a cabo del 11 al 15 de septiembre y contarán con participación de tropas de China y Mongolia.

Llevados a cabo en distritos militares cercanos a las fronteras occidentales soviéticas, los Západ-81 fueron considerados por EE.UU. y la OTAN como los mayores ensayos militares realizados por la Unión Soviética luego de la Gran Guerra Patria. De acuerdo con Vzgliad, involucraron cerca de 100.000 soldados, 9.000 tanques y unos 300 buques.

La posición de la OTAN

La alianza atlántica, por su parte, señala a Rusia por “aumentar considerablemente su presupuesto y presencia militar”, declaró a TASS el representante interino de la OTAN, Dylan White. De acuerdo con White, la organización considera que las maniobras Vostok-2018 esconden una preparación rusa para un “conflicto a gran escala”.

Entretanto, se estima que la OTAN sumará un total de 106 ejercicios militares para final de año, algunos de ellos con participación de decenas de países y muy cerca de las fronteras con Rusia. No obstante, Moscú invitó formalmente a los agregados militares de esa organización a observar las maniobras, propuesta que, según White, está siendo considerada por la alianza atlántica.

Ejercicios con misiles

Como parte de otros ensayos previos a los Vostok-2018, la Flota del Pacífico realizó ayer lanzamientos de misiles en el Oriente Lejano de Rusia. Fueron disparados siete misiles desde el mar —con participación del submarino nuclear Tomsk y el crucero Variag— y desde tierra —con el poderoso complejo de misiles Bastión— contra blancos simulados en el mar de Ojotsk a una distancia de entre 250 a 500 kilómetros.

Los objetivos —dos barcos a la deriva— fueron alcanzados exitosamente por misiles de crucero P-700 Granit —diseñados para hundir portaviones—, por proyectiles supersónicos P-800 Ónix (con nombre de exportación Yajont) —dotados de inteligencia artificial—, así como por misiles P-1000 Vulcán y P-120 Malajit.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.