La pobreza afectará al final del año al 30 por ciento de la población argentina equivalente a más de 13 millones de personas, asegura un experto argentino.

La fuerte devaluación de la moneda nacional argentina, el peso, frente al dólar, acelerará la inflación y la retracción del mercado de trabajo y así aumentará la pobreza en el país sudamericano, inmerso en una fuerte crisis económica, dijo Agustín Salvia, director del Observatorio de la Deuda Social de la Universidad Católica Argentina.

Hablando en una entrevista exclusiva publicada el domingo por la agencia alemana de noticias DPA, Salvia adelantó que cuando culmine 2018 un 30 por ciento de los argentinos caerá en la pobreza, mientras que esta cifra se encontraba a fines de 2017 en un 25,7 por ciento.

“Frente al hambre el Gobierno argentino va a tener que inyectar más partidas de dinero en las capas más bajas de la sociedad”, sostuvo el experto.

El experto urgió la necesidad de “disponer una medida de compensación de emergencia para no llegar a una situación de hambre más extrema en la población y para evitar un estallido social o una situación de mayor gravedad de malestar económico”.

Para resolver esta grave situación económica, dijo Salvia, Argentina necesita “más el arte de la política que el de la economía”.

El experto reconoció sin embargo, que el país no va a llegar “a una situación tan grave como la de 2001”, cuando un estallido social y económico provocó la renuncia del entonces presidente argentino, Fernando de la Rúa (1999-2001) y que dejó a más de la mitad de la población en la pobreza.

La moneda argentina tiene su peor caída diaria desde diciembre del 2015 frente al dólar, lo que provoca desconfianza y críticas de empresarios e incertidumbre entre los inversores. Desde inicios de año, el peso acumula en tanto una devaluación de 99,7 por ciento.

En un intento de resolver la crisis, el centroderechista Gobierno argentino, presidido por Mauricio Macri, recibió un gigantesco préstamo del Fondo Monetario Internacional (FMI) pero tuvo que aumentar las medidas de austeridad para devolver la ayuda, hecho que aumentó aún más la presión sobre las capas más pobres de la población.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.