El 7 de septiembre, nueve civiles, en su mayoría mujeres y niños, murieron y otros veinte resultaron heridos cuando varios cohetes alcanzaron la ciudad cristiana de Mahardah en el norteño campo de Hama, según fuentes progubernamentales sirias.

Las Fuerzas de Defensa Nacional (NDF, por sus siglas en inglés) revelaron que se usaron cohetes de racimo en el ataque, lo que explica el número de muertos más alto de lo normal.

Fuentes de la oposición siria dijeron que el grupo Ansar al-Tawhid, afiliado a Al Qaeda, se atribuyó la responsabilidad del ataque contra Mahardah. Sin embargo, activistas progubernamentales dijeron que los terroristas Hay’at Tahrir al-Sham (HTS) y Jaysh al-Izza estaban detrás del bombardeo.

En respuesta al brutal ataque, las fuerzas de artillería y cohetes del Ejército Árabe Sirio (SAA) bombardearon varias posiciones de terroristas en la parte del norte de Hama, controlada por la oposición.

Es probable que las próximas horas presenten una respuesta más pesada por parte de las Fuerzas del Espacio Aéreo Ruso porque el bombardeo se considera una violación peligrosa de la zona de desescalada en el noroeste de Siria. Algunos activistas progubernamentales incluso argumentaron que el ataque podría provocar la tan esperada operación de la SAA en la región.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.