El consulado de Irán en la ciudad iraquí de Basora, 7 de septiembre de 2018.

Las Fuerzas Populares de Irak aseguran que los disturbios que han tenido lugar en la ciudad iraquí de Basora fueron orquestados por Estados Unidos.

El segundo al mando de las Unidades de Movilización Popular (Al-Hashad Al-Shabi), Abu Mahdi al-Muhandis, ha asegurado este domingo que los estadounidenses y, en específico, la embajada y el consulado de Estados Unidos están detrás del caos y los disturbios en la sureña ciudad de Basora.

“Disponemos de información y evidencias que muestran que la embajada y el consulado de Estados Unidos en Irak son las causas de los disturbios de Basora”, ha dicho Al-Muhandis durante una entrevista con la cadena de televisión libanesa Al-Mayadeen.

Del mismo modo, ha afirmado que Washington, con los altercados en la mencionada urbe, ha tratado de promover el caos y dar inicio a una guerra civil en Irak, que aumente la división entre los ciudadanos y los partidos políticos con el fin de facilitar su intromisión en los asuntos internos del país árabe.

Además, ha prometido que las Fuerzas Populares se asegurarán de que los responsables de los disturbios en Basora rindan cuentas y ha recordado que se tiene que distinguir entre los que se manifestaban de manera pacífica y los que incitaron al odio y la violencia.

“Nosotros daremos una respuesta a los que incitaron a la violencia en Basora y recordamos que los hechos en aquella ciudad y la violencia no tienen vínculo alguno con los manifestantes (…) Pero, la parte que es culpable de rendir cuentas y, según la información de la que disponemos, el consulado de EE.UU. es responsable de los incidentes de Basora”, ha recalcado.

La provincia de Basora, la más rica en hidrocarburos de Irak, pero carente de infraestructuras suficientes, ha sido escenario de protestas sociales desde el pasado martes, con un saldo de varios muertos y decenas de heridos.

En el curso de estas manifestaciones han sido atacadas varias sedes de instituciones públicas, residencias de funcionarios estatales y representaciones diplomáticas, así como locales de partidos y grupos armados radicados en esa ciudad.

En específico, el viernes un grupo de agitadores irrumpió en el consulado de Irán en Basora y prendió fuego al edificio. El aeropuerto internacional de esta urbe también fue atacado esa misma jornada con proyectiles de mortero lanzados por hombres desconocidos.

Las marchas, que denuncian la negligencia de la clase política, estallaron en un contexto de escasez de agua, de electricidad y de empleo y se reavivaron por una crisis sanitaria que provocó la hospitalización de más de 30 000 personas por intoxicación con agua contaminada.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.