El presidente estadounidense Donald Trump ha anunciado la introducción de nuevos aranceles del 10 por ciento a las importaciones de China por un valor de 200.000 millones de dólares, según ha comunicado la Casa Blanca. La medida entrará en vigor a partir del 24 de septiembre.

Esta nueva medida, de la que habían hablado varios medios de comunicación en los últimos días, ha sido tomada pese a que el Departamento del Tesoro de EE.UU. trataba de reanudar las negociaciones con Pekín para resolver la guerra comercial entre ambos países.

El 1 de enero “aumentarán al 25 %”

El comunicado del mandatario, publicado en la página de la Casa Blanca, precisa que “los aranceles permanecerán a un nivel del 10 por ciento hasta fin de año” pero que el 1 de enero “aumentarán al 25 por ciento“.

“Aún más, si China toma medidas de represalia contra nuestros agricultores u otras industrias, inmediatamente seguiremos a la tercera fase, que consiste en aranceles sobre aproximadamente 267.000 millones de dólares a las importaciones adicionales”, afirmó Trump.

En su mensaje, el presidente estadounidense aseguró que “hemos sido muy claros sobre el tipo de cambios que deben hacerse, y le hemos dado a China todas las oportunidades para tratarnos de manera más justa”. “Pero, hasta ahora, China no ha querido cambiar sus prácticas”, agregó.

Por su parte, Pekín ya había prometido responder a los nuevos aranceles de EE.UU. con medidas de represalia.

Dejar respuesta

Por favor, escriba su comentario
Por favor, indique su nombre o seudónimo

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.