El Estado Islámico busca crear nuevas bases de operaciones en Asia Central y trata de activar sus células durmientes, afirmó este martes el director del Centro Antiterrorista de la Comunidad de Estados Independientes, Andréi Nóvikov, recoge TASS.

“Como resultado de los excedentes de armas, procedentes de zonas con inestabilidad política, en la región se estimula el comercio según el principio ‘armas por drogas’, que se ve agravado por el factor de la protección insuficiente de las fronteras”, señaló Nóvikov.

En ese contexto, el vice primer ministro de Kirguistán, Zhenish Razakov, precisó que se ha intensificado la amenaza terrorista en el país procedente de Afganistán, mientras que los miembros de organizaciones terroristas internacionales “se infiltran en países de Asia Central”.

Dejar respuesta

Por favor, escriba su comentario
Por favor, indique su nombre o seudónimo

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.