Una vista general de la Cancillería rusa en Moscú, capital.

Rusia convoca a la embajadora de Los Países Bajos para que explique sus acusaciones a Moscú de estar vinculado en ataque cibernético a la OPAQ.

Los Países Bajos acusan a Rusia de haber lanzado un ataque cibernético contra la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ), por lo que han declarado persona non grata a cuatro diplomáticos rusos supuestamente involucrados en los hechos.

En respuesta, el Ministerio ruso de Asuntos Exteriores ha convocado hoy lunes a Renee Jones-Bos, embajadora neerlandesa en Moscú, capital de Rusia, para que dé explicaciones al respecto, según ha explicado un funcionario de la Cartera rusa a la agencia local de noticias Sputnik.

“La embajadora neerlandesa será convocada este lunes al Ministerio ruso de Asuntos Exteriores por una campaña de desinformación lanzada por La Haya” contra Moscú, explica el informante.

La Cancillería rusa ha rechazado las acusaciones de la ministra de Defensa de los Países Bajos, Ank Bijleveld, y denuncia lo que califica de “una campaña paranoica de espionaje”, que, a su juicio, tiene motivos políticos.

Dmitri Peskov, portavoz del presidente ruso, Vladimir Putin, ha hecho constar que los documentos que ha difundido Ámsterdam sobre el ataque informático no implican que Moscú esté involucrado en los hechos. Agregó que el Kremlin “no tiene intención de hablar de este asunto a través de los medios”.

Mientras Rusia rechaza la nueva campaña antirrusa occidental, tachándola de “propaganda” para unir fuerzas contra Moscú, la Unión Europea (EU) y la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), entre otros, se han solidarizado con los Países Bajos y el Reino Unido en sus acusaciones a Rusia por los ciberataques contra la OPAQ.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.