El Gobierno de Cataluña llevó a cabo un acto en el Palau de la Generalitat (sede del Gobierno) por el que se constituyó y presentó el Consejo por la República.

En el acto participaron el presidente de la Generalitat (Gobierno catalán), Quim Torra, y el expresidente catalán Carles Puigdemont, así como el exconsejero de Sanidad y presidente del Consejo por la República Toni Comín, que lo hicieron por videoconferencia desde Bélgica, mientras cientos de personas siguieron la retransmisión en directo desde la plaza Sant Jaume a través de una pantalla.

Puigdemont calificó al nuevo organismo como imprescindible “para hacer efectiva la República (catalana)”, que servirá para “ir más allá de donde puede ir el resto” y que estará “al amparo de los abusos del Estado”, en referencia a la acción de la Justicia española.

Este organismo, que en principio tendrá sobre todo funciones representativas y servirá al Gobierno catalán para internacionalizar la causa independentista, será en palabras del exmandatario “un espacio de participación y coordinación entre diferentes actores” institucionales y sociales.

Con ese fin, pondrá en marcha un registro de ciudadanos para la construcción de la República catalana, tal y como avanzó La Vanguardia la mañana de este martes en su edición digital.

Tanto Puigdemont como Comín trasladaron hace un año su residencia a Bélgica, tras la aprobación de la declaración de independencia por parte del Parlamento de Cataluña el 27 de octubre de 2017, con el fin de eludir la acción de la Justicia española, que reclamó a Bruselas poco después su extradición por supuestos delitos de rebelión y malversación de fondos relacionados con la organización del referéndum unilateral de autodeterminación del 1 de octubre de 2017.

Por su parte, Torra describió el Consejo por la República como “una palanca para avanzar en el camino hacia la independencia” de Cataluña.

En su discurso, en el que condenó una vez más el encarcelamiento de varios líderes políticos y sociales independentistas, Torra aseguró además que Cataluña no tiene alternativa a la independencia, y manifestó que la independencia es “futuro”, “oportunidades” y una “puerta abierta”.

El Gobierno español adelantó días atrás que recurrirá la constitución del Consejo de la República, aunque según la Generalitat éste será un organismo privado que no tendrá financiación pública; la Candidatura d’Unitat Popular (CUP), uno de los tres partidos independentistas con representación en el Parlamento catalán, decidió no integrarse en él.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.