Moscú, 1 nov (Sputnik).- El primer ministro de Rusia, Dmitri Medvédev, firmó el decreto sobre las medidas de respuesta a las sanciones anteriormente impuestas por Kiev, que afectarán a 322 individuos y 68 entidades de Ucrania, informó el servicio de prensa del Gabinete de ministros.

“Las sanciones se extenderán a 322 personas físicas y 68 jurídicas”, indica el comunicado.

Según el documento, “se implementan medidas económicas especiales respecto a personas físicas y jurídicas de Ucrania que prevén el bloqueo (congelamiento) de fondos financieros, valores y propiedades en territorio de Rusia y la prohibición de transferencia de dinero (fuga de capitales) fuera de Rusia”.

El 22 de octubre, el presidente ruso, Vladímir Putin, promulgó un decreto sobre las medidas económicas especiales en respuesta a acciones inamistosas de Ucrania.

El decreto entró en vigor el día de su firma y puede anularse si se cancelan las medidas de restricción impuestas por Ucrania contra ciudadanos y entidades de Rusia.

El primer ministro ruso, Dmitri Medvédev, advirtió con anterioridad que las restricciones se aplicarán a cientos de individuos y empresas ucranianos, sin embargo, aseguró que el pueblo, en general, no será afectado.

En mayo pasado el presidente ucraniano, Petró Poroshenko, firmó un decreto que lanzó nuevas restricciones contra Rusia y prolongó las sanciones impuestas desde 2014.

A finales de septiembre pasado en la lista se incluyeron tres empresas rusas por su colaboración con las repúblicas autoproclamadas de Lugansk y Donetsk, en el este ucraniano.

Las sanciones de Ucrania están dirigidas contra casi 1.750 personas y más de 750 entidades.

Las relaciones entre los dos países vecinos empeoraron a raíz de la reincorporación de Crimea a Rusia tras un referéndum en el que más del 96 por ciento de los votantes avaló esta opción, y el presunto apoyo de Moscú a las milicias de Donbás.

El este de Ucrania –Donbás– lleva ya más de cuatro años sumido en un conflicto armado entre las fuerzas de Kiev y las autoproclamadas repúblicas de Donetsk y Lugansk, que se opusieron al golpe de Estado ocurrido en la capital en febrero de 2014.

Rusia ha declarado en más de una ocasión que no es parte del conflicto interno en Ucrania ni apoya a ninguno de los bandos, sino que desea que el país vecino recupere lo antes posible la paz y la estabilidad. (Sputnik)

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.