Migrantes centroamericanos ven una película mientras descansan en un refugio establecido en la Ciudad de México, 7 de noviembre de 2018, (Foto: AFP)

La mayoría de los integrantes de la caravana de migrantes centroamericanos ha declinado la oferta del Gobierno mexicano sobre petición de refugio.

Los integrantes de la caravana de migrantes centroamericanos que actualmente se encuentran en la Ciudad de México, capital mexicana, rechazaron en su mayoría las garantías y facilidades que otorga el Gobierno mexicano para acogerse a las medidas de protección internacional, como es la de refugio, a pesar de que contaron con orientación y asistencia permanente, dio a conocer el miércoles la Secretaría de Gobernación de México (Segob), a través del Instituto Nacional de Migración (INM).

Los migrantes declinaron igualmente adherirse al programa de carácter temporal, el cual permite a todo beneficiario permanecer en territorio nacional y acceder a servicios médicos, educativos e, incluso, a un empleo temporal, agregó el informe de Segob.

La caravana de migrantes centroamericanos que recorrió por los estados de Chiapas, Oaxaca, Veracruz y Puebla, recibió apoyo humanitario y de seguridad por parte de instituciones del Gobierno federal de México, según autoridades mexicanas.

Actualmente, transitan cuatro caravanas de migrantes por el territorio mexicano con la mira puesta en llegar a la frontera de Estados Unidos e ingresar a ese país, donde los esperan militares y cercas de alambre de púa ordenados por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

El mandatario estadounidense dejó en claro que su Administración no gastará ni un solo dólar en construir estructuras permanentes y recalcó que albergará a los migrantes en carpas, que “serán muy agradables”, mientras esperan la revisión de la solicitud de asilo, un derecho amparado en las leyes estadounidenses.

La Policía de Estados Unidos realizó recientemente una maniobra en la frontera con México para frenar el avance de la caravana de migrantes hacia territorio de EE.UU.

Para bloquear a la caravana, que huye de la violencia, la extorsión y la pobreza de sus países de origen, la Administración norteamericana ha amenazado con detener y deportar a los inmigrantes que entren en Estados Unidos sin autorización. Varios analistas han advertido de que Washington está planeando retomar su polémica práctica de separar familias y encarcelar a menores.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.