Analizando restos antiguos, los científicos descubren una evidencia genética sin precedentes en cuanto a la expansión demográfica en centro y sur América.

Un estudio internacional tras analizar el ADN de una serie de famosos restos antiguos de América del Norte y del Sur, muestra cómo terminó la expansión hacia América Central y del Sur de pobladores genéticamente vinculados a la cultura Clovis —una de las más tempranas en Norteamérica—, que ocurrió hace al menos 11 000 años.

Sus integrantes desaparecieron unos 2000 años más tarde por causa de un masivo remplazo poblacional en ambos subcontinentes.

El estudio, publicado el jueves en la revista Cell, se basó en el análisis genético de 49 restos humanos de hasta 11 000 años de antigüedad encontrados en sitios arqueológicos de Belice, Brasil, Perú, Chile y Argentina.

Asimismo, el estudio encontró un vínculo genético directo entre los antiguos habitantes de las llamadas Islas del Canal (California, EE.UU.) y la población que habitó la región andina del sur de Perú hace aproximadamente 4200 años.

Los científicos descartaron la posibilidad de que parte del primer grupo haya migrado hacia el sur, pero concluyeron que ambas poblaciones tuvieron ancestros en común que se establecieron en esas dos diferentes regiones.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.