El ministro palestino de Relaciones Exteriores, Riyad Malki, instó el miércoles a su homólogo de la República Checa, Tomás Petrícek, a reconsiderar el traslado de su embajada en Israel de Tel Aviv a Jerusalén.

Durante una reunión entre ambos cancilleres realizada en Ramallah, Malki llamó a no trasladar la sede diplomática europea, como ya anunció que haría el presidente de la República Checa.

Malki explicó a su homólogo checo que lo que Israel hace en la ocupada Jerusalén Este, como los asentamientos que están desplazando a sus residentes y convirtiendo a la denominada Ciudad Santa en una ciudad israelí, pone en peligro el futuro de la solución de los dos Estados.

En la actualidad el derecho internacional reconoce a Jerusalén como territorio ocupado y rechaza cualquier cambio en su estatus legal.

Petricek explicó por su parte que la sede que se abrirá en Jerusalén durante la visita del presidente checo a Israel a fines de este mes no tendrá ningún perfil diplomático, sino que será un centro cultural.

Petricek añadió que la República Checa apoya la solución al conflicto palestino-israelí como se estipula en las resoluciones internacionales.

Dejar respuesta

Por favor, escriba su comentario
Por favor, indique su nombre o seudónimo

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.