Al-Qaeda (Frente Al-Nusra, Hayat Tahrir Al-Sham) ha logrado agrupar en torno a sí a todos los grupos yihadistas de Idlib, lo que convierte en incierto el futuro político de la provincia, que fue objeto de un alto el fuego bajo los auspicios de Moscú y Ankara.

Por si quedaban dudas, el reagrupamiento ha roto la ficción que separaba a los yihadistas “extremmistas” de los “moderados”. Ahora todos ellos operarán bajo el mando de Al-Qaeda.

Abu Jaled, un representante de Al Qaeda, explicó al periodista estadounidense Abdul Karim que ahora las diversas facciones compartían una sala de operaciones conjunta. “Me gustaría informar al régimen y a sus amigos que los rebeldes de las zonas libres del norte han preparado mensajes para ustedes. Pero no los entenderán hasta que los vean”, dijo.

La principal tarea de la sala de operaciones es, según Jaled, unir a las fuerzas rebeldes contra las tropas del gobierno sirio que han rodeado la provincia.

“Fue ingenuo creer que la facción más poderosa, Al-Nosra, daría paso al partido más débil, los llamados moderados del Ejército Sirio Libre. Lo que está ocurriendo ahora es que están al mando. Y condujeron sus vehículos y caballos a través del acuerdo turco-ruso”, dijo Peter Ford, antiguo embajador de Reino Unido en Siria.

El establecimiento de una “zona desmilitarizada” de 15 a 20 kilómetros de ancho fue acordado el 17 de septiembre entre Rusia, aliada de Damasco, y Turquía, el patrocinador rebelde, para separar los territorios insurgentes de Idleb de las regiones gubernamentales adyacentes en el noroeste de Siria. Desde entonces, la provincia de Idleb ha estado relativamente tranquila. El acuerdo, que teóricamente contaba con el apoyo de Alemania, Francia y Estados Unidos, podría haber permitido que los rebeldes “moderados” tomaran el control de la provincia al tiempo que se separaban de los “extremistas”.

Idleb es ahora el último gran bastión de los grupos yihadistas en Siria, que han estado tratando de derrocar al gobierno de Damasco durante siete años. La provincia noroccidental, con una población de unos 2,9 millones de habitantes, no está oficialmente dirigida por ningún grupo yihadista, sino por una serie de facciones rivales que en conjunto tienen unos 70.000 combatientes. Se dice que Al-Qaeda es el más fuerte entre ellos, con unos 10.000 combatientes.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.