Fragmento en foto fija de un mapa dinámico en 3D de la empresa militar Luciad para reconocimiento geoespacial de situaciones.

Pekín ha obtenido el ‘software’ de mapas en gran pantalla que usan en sus salas de guerra la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) y EE.UU.

La empresa contratista del sector de defensa Luciad, con sede en Leuven (Bélgica), está vendiendo al Gobierno chino software de alto rendimiento usado para reconocimiento de situaciones por los mandos militares de la OTAN y grandes empresas militares como Boeing, Airbus Defence and Space, Lockheed Martin y Thales, ha publicado este sábado el South China Morning Post.

El diario chino, que cita a contratistas gubernamentales de Pekín, detalla que entre las adquisiciones figura el programa LuciadLightspeed, que procesa en tiempo real y con exactitud datos como los de objetos en movimiento a gran velocidad. Hace 100 cálculos por segundo (75 veces más que su competidor inmediatamente inferior), hasta una precisión de 3 centímetros a escala mundial.

Combinando datos de diversas fuentes —drones, satélites, radares, previsiones meteorológicas, informes de pelotón, etc.—, el programa permite a los mandos militares “visualizar y analizar cambios en las posiciones enemigas o evaluar información sobre objetivos en tiempo real”, conforme a una explicación de la compañía tecnológica estadounidense Nvidia.

A juicio del analista del South China Morning Post Stephen Chen, la obtención de esta tecnología pone al Ejército Popular de Liberación (EPL) chino en pie de igualdad, en el plano de la organización bélica, con algunas de las operaciones militares de élite de Occidente”.

Por ejemplo, usa el mismo software el Mando de Operaciones Especiales estadounidense (Ussocom, por su acrónimo en inglés) de Tampa (Florida), donde se planean operaciones como el asesinato en 2011 en Pakistán del líder de Al-Qaeda, Osama bin Laden.

Parece haber facilitado la adquisición la compra de Luciad, el año pasado, por el grupo tecnológico Hexagon, con sede en Suecia, que estaba ya antes relacionado con la industria militar china, contribuyendo en particular a la fabricación de aviones de guerra furtivos.

China dispone de una de las mayores redes de recolección de datos militares del mundo, con un número creciente de satélites, inferior sólo al de Estados Unidos. Pekín tiene en particular aparatos de vigilancia en gran parte del océano Pacífico, desde el mar del Sur de China a la Costa Oeste norteamericana.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.