El canciller de Nicaragua, Denis Moncada en la XXVI Cumbre Iberoamericana, Ciudad de Guatemala, Guatemala, 15 de noviembre de 2018 (Foto: AFP)

Nicaragua rechazó el discurso “mal educado y entrometido” que el presidente de Costa Rica, Carlos Alvarado, pronunció en la XXVI Cumbre Iberoamericana.

“El señor presidente de Costa Rica, (…) actuando como ficha de la política injerencista de los Estados Unidos, llegó a la mesa de este evento con disonancias atrevidas, ridículos aires de grandeza y voces de superioridad pro- imperialistas, incompatibles con el respeto al derecho ajeno, que es la paz”, indica el Ministerio de Exteriores de Nicaragua en un comunicado emitido el viernes.

La nota de la Cancillería nicaragüense señala que Alvarado ignora el desorden que ha causado en su propio país desde que asumió la presidencia. “Costa Rica lleva más de 10 semanas de huelga” que, aparte de minar su economía, “han representado brutalidad, abuso de autoridad, muertos y conductas avasallantes” contra las personas que exigen cambios.

En su discurso en la 26ª. Cumbre Iberoamericana, celebrada el jueves en Guatemala, el presidente costarricense urgió a la comunidad internacional “hacer uso de la diplomacia, el multilateralismo y la mediación (…) frente a los graves acontecimientos que se conocen” en Nicaragua, y expresó preocupación por la “crisis humanitaria que atraviesa Venezuela”.

En respuesta al discurso de Alvarado, el ministro de Exteriores de Nicaragua, Denis Moncada, recordó en la misma cumbre que Managua promueve las relaciones de “amistad, solidaridad y cooperación” entre los países y acusó a Costa Rica de vulnerar la soberanía nicaragüense.

De igual modo, el ministro de Exteriores de Venezuela, Jorge Arreaza, aseguró que su país al igual que Nicaragua son utilizados frecuentemente por ciertos países como cortinas de humo para ocultar sus problemas internos.

El lunes 12, la Cancillería de Nicaragua confirmó que las “acciones terroristas” de entre abril y julio de este año han causado la muerte de 198 personas, de las cuales 22 eran agentes de policía, así como multimillonarios daños económicos.

Managua ha acusado en reiteradas ocasiones a Estados Unidos, Costa Rica y Colombia de alentar los disturbios o, argumentando que las protestas tienen como objetivo provocar un golpe de Estado.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.