La reconstrucción en la oriental provincia siria de Deir Ezzor permitió el retorno a sus hogares de 195.000 familias de desplazados tras la expulsión de los terroristas de la región, según fuentes oficiales.

En esa región, 461 kilómetros al noreste de Damasco, se reabrieron 257 escuelas con más de 92 mil estudiantes y el número de trabajadores y empleados sobrepasó la cifra de 25.000, además de la puesta en funciones de 32 instalaciones de salud.

Asimismo, están rehabilitadas 30 plantas de agua potable, mientras la producción de los pozos de petróleo reconstruídos llegó a cerca de cuatro mil barriles diarios y un plan previsto para superar los seis mil, indicaron los reportes.

En cuanto al sector de la agricultura, 23 unidades agrícolas empezaron a trabajar y el programa provincial incluye la siembra de 35 mil hectáreas de trigo y 10 mil hectáreas de algodón, y un presupuesto de seis millones de dólares para rehabilitar el proyecto de ganado vacuno.

En la ciudad cabecera de la región se realiza la remoción de escombros, la conclusión de la limpieza y pavimentación de las calles, puesta en marcha de instalaciones públicas y privadas y la sistematización del suministro de energía eléctrica.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.