El presidente de la Conferencia Episcopal Española (CEE), Ricardo Blázquez, reconoció públicamente la existencia de abusos a menores en el seno de la Iglesia y acto seguido manifestó la voluntad de trabajar para erradicarlos.

“La Iglesia reconoce abiertamente los abusos de diversa índole y tiene la firme decisión de erradicarlos”, dijo Blázquez durante un discurso ofrecido con motivo de la sesión inaugural de la Asamblea Plenaria de los obispos.

El líder del episcopado agradeció a todas las víctimas la valentía a la hora de denunciar porque esos actos “ayudan a la Iglesia a tomar conciencia de cuanto ha ocurrido y de la necesidad de reaccionar con decisión”.

En su discurso, Blázquez aseguró que “no se deben encubrir los abusos” ni tampoco “dar una respuesta equivocada”.

“Los pecados, que en ocasiones son también delitos, deben ser reconocidos humildemente ante Dios y sin pretextos ante los hombres”, prosiguió el líder del episcopado, que no ofreció datos sobre cuántos casos de abusos conoce la Iglesia española ni tampoco hizo referencia a la posible responsabilidad penal por parte de quienes los perpetraron.

Blázquez reconoció, no obstante, que una buena parte de las víctimas de “los distintos tipos de abusos realizados por algunos obispos y sacerdotes” son “jóvenes” a los que el daño causado les puede generar “sufrimientos de por vida”.

Finalmente, el presidente de la CEE manifestó la voluntad de adoptar “rigurosas” medidas de prevención en el futuro, aunque durante su discurso también subrayó que “no es legítimo abrigar sospechas sin fundamento”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.